---Amon---

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:53 pm

Otra con muchos errores :3 :

Prólogo:

Yo tenía una pistola en mano, apuntando a mi cabeza. Mi cabello color ceniza pegado a mi sien y a mi nuca por el sudor.
Miraba a la ciudad por el ventanal de mi apartamento, sus luces que encandilan y son de llamativos colores, luego mire a mi reflejo en el vidrio… Podía ver aquellas sombras bajo mis ojos azules en mi pálido rostro, blanco como la nieve en aquel momento, haciendo resaltar aquellas media lunas mucho más. Mi pupila casi no era notoria, solo la iris azul celeste como signo de mi histeria, de mi desespero.
Mi mano sostenía con fuerza la pistola sin dejar de apuntar a mi cabeza, con un dedo sobre el gatillo…
No tenía camisa y se podía ver mi pecho y abdomen desnudoscon algunas cicatrices, y, en mi brazo, aquella marca que he tenido desde mi nacimiento, cuya causa inexplicable es para los médicos. Su parecido con un tatuaje es impresionante. Es algo parecido a un tallo alargado y fino, con espinas, tal vez una siete, que inicia su recorrido en mi hombro, se enrosca en mi brazo como una serpiente y termina en un corte diagonal antes de mi muñeca…
¿Qué por que razón un chico de tan solo dieciocho años, con una vida por delante, quiere suicidarse?
Pues, lo he perdido todo, no puedo pagar el apartamento en el que vivo, mis padres fallecieron, mi vida es un asco, no estudio ni trabajo, al que creía mi mejor amigo, mi ‘’hermano’’, me ha traicionado… Me he enterado de que soy un monstruo... 
Yo… yo… El ser humano es débil y corre a la salida más fácil, más sencilla… Para mí, la muerte, jamás he apreciado mucho mi vida, tal vez ni siquiera debí venir al mundo. Y, sinceramente, ahora que lo veo, el matarme me resulta estúpido sabiendo lo que se... De esto no hay salida. 
La ira, la ira conmigo mismo me consume, me esta matando lentamente y de forma agonizante.
Mi dedo sobre el gatillo, estaba dispuesto a presionarlo, cuando, repentinamente, mi marca empezó a doler, yo la mire. Irradiaba una extraña luz que la bordeaba.
El tallo tomo relieve, como si realmente estuviera ahí, rodeándome el brazo. El empezó a apretar más y más, las espinas poco a poco se hundían en mi carne,cada vez mas pues no dejaba de apretar.
Gemí y sentí correr por mi brazo la tibia sangre. 
Me vi obligado por el dolor a soltar el arma, esta cayo en el suelo y se disparo una bala rompiendo el ventanal, solo un orificio que luego poco a poco fue quebrando el resto del vidrio y este estallo literalmente saliendo en todas direcciones pedacitos de cristal.
Yo en un acto de reflejo, di la espalda y algunos de esos pedacitos de cristal se clavaron en mi ella, gemí nuevamente, pero por el dolor de las espinas hundidas en mi piel sobre todo más que por el cristal.
Luchaba, intentando arrancar el tallo de mi brazo desesperadamente, pero solo conseguía decorar mi mano con sangre, eso estaba aferrado a mí como parte de mi piel, aunque podía sentir su relieve, su textura áspera...La que ha de tener un tallo.
Gritaba por el dolor, gritos desgarradores, caí sobre el sofá negro de mi sala, los trocitos de cristal en mi espalda se clavaron más profundamente pero no me importo, solo quería arrancarme esa cosa que tenia en mi brazo, el dolor provocado por el vidrio en mi espalda no era nada comparado con el de mi brazo.
Me revolvía, las lágrimas escapaban, tenía los ojos cerrados aun luchando, gimiendo, intentando liberarme de aquella agonía inigualable.
Abrí los ojos nuevamente, pude ver mis venas brillar, literalmente, como la marca.
Repentinamente todo se fue sumiendo lentamente en oscuridad, el frío se apodero, ya no tenia fuerzas, mi vista revoloteo y todo termino por perderse en la oscuridad y yo sin enterarme de nada más. ¿Morí?
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:56 pm

Cap I

Desperté en mi recamara, sudando frío, eran las cinco de la mañana mas o menos. Mire mi brazo y si, seguían mi marca, pero nada como lo ocurrido en lo que había soñado…
Mi móvil, el cual estaba sobre mi mesita de noche, comenzó a sonar.
Era Gordon, mi mejor amigo, casi mi hermano en el sueño, se suponía que me había traicionado ¿De qué forma? Ni idea, yo solo se que recordarlo era un odio y sed de venganza, una ira incontrolable…
Me senté, tome el móvil, dude en si debía contestar o no, al final decidí que si así que conteste y me lleve el celular al oído, me pase una mano por la cara para desemperezarme un poco.
-¿Si?- pregunte como arrastrando las palabras, un tono somnoliento.
- ¿Te desperté?- pregunto burlón Gordy.
- Nooo- Dije sarcásticamente- ¿Qué quieres?
- A si, cierto, otra vez yo desviándome del tema principal- puse los ojos en blanco.
- Voy a colgar- advertí.
- No, no, no, no, cálmate, ya voy a decirte- Se escuchaban murmullos sorprendidos en el fondo- Amargado- susurro.
-Adiós Gordon
- ¡El profesor Spearks fue hallado muerto!- Espetó.
-¿Qué?- pregunte incrédulo.
- Lo que escuchas- confirmo el- lo encontraron esta mañana, su cadáver, se suicido… ¡Quítate del medio inútil!- Se escucho un grito en respuesta y luego un bufido de Gordon- Como te decía, se ahorco-Un escalofrío recorrió todo mi cuerpo – Se ahorco en la misma aula de clases ¿Qué clase de loco hace eso? Podría haberlo hecho en su casa o que se yo… ¿Pero en el aula de clases? Algo no me cuadra…- Hizo una pausa-En fin, lo interesante y curioso de esto es… ¡O te quitas de mi camino maldi…!
- ¡Gordon! Contrólate- dije y el callo- ¿Qué es lo curioso de esto?- pregunte tirando las mantas que me arropaban a un lado.
- Pues, que desde su nuca hasta un costado de su cuello tenía la misma marca que tu, solo que mas corta…De hecho, siempre me pregunte porque usaba todo el tiempo camisas cuello de tortuga, así como tu usas camisas mangas largas…
- Voy para allá ahora mismo-le interrumpí.
-Pero la policía no te dejara…
- ¿desde cuando te preocupa la policía?- pregunte- Espérame en la universidad y busca otra entrada al aula ¿bien?
- Matthew…
- ¡¿Bien?!- Repetí, caminaba hacia el baño.
- Bien- Accedió de mala gana- Pero si la policía…
-Hablamos de eso en cuanto llegue- interrumpí nuevamente y luego colgué.
Me di una ducha veloz, cepille mis dientes, me vestí con una camisa gris unicolor y una chaqueta negra, unos jeans y los primeros zapatos que encontré. 
Me vi en el espejo, el cabello color ceniza enmarcaba mi rostro, mis ojos celeste, una nariz, una boca, mi tono de piel bronceado y a veces pálido... Todo normal…
Tome mi billetera, la llave de mi apartamento y salí.
Me dirigí a la parada de autobús mas cercana, al llegar me mantuve ahí de pie aguardando… Miraba con impaciencia el reloj en mi muñeca.
¿Y si ya había retirado el cadáver? ¿Y si era una de las crueles bromas de Gordon?...
Mis dudas se vieron interrumpidas por el humo del autobús que me pego de pleno en la cara provocándome tos.
Subí pagué y permanecí de pie pues ya todos los asientos estaban ocupados…

Llegue y en la entrada estaba Gordon, al que apodaba Gordy, Con las manos en los bolsillos de su pantalón, su aire desinteresado, llevaba una camisa azul como el cielo nocturno y una palabrota que no repetiré grafiteada. Sus ojos verdes aceitunados, estaban siguiendo el recorrido de unas chicas que pasaban por ahí y luego se fijaron en mí.
-¡Ey!- exclamo en tono de saludo.
- ¡Ey!- repetí yo acercándome- ¿Conseguiste alguna entrada?- pregunte en un susurro.
- Bueno…
- ¿¡Bueno qué?!- soné histérico.
- Matt, tranquilízate-Tome aire y me relaje un poco aunque no del todo.
- Entonces…
-No, no conseguí ninguna entrada- Respondió-Pero…El lado positivo es que el cadáver aun sigue ahí- hizo una pausa- Eso sonó demasiado tétrico, hasta para mi…
- Concuerdo contigo- Dije ante lo último. Mire hacia el segundo piso de la institución- Daré una vuelta por el lugar a ver si encuentro alguna entrada…
- Te acompañaría pero ahí esta Lily…- Quede pensativo.
- ¿No estabas con Estephania?- pregunte dubitativo.
- Corrección: ESTOY con Estephania- Yo negué con la cabeza, Gordon siempre Gordon- ¿Qué quieres que te diga? Soy un bombón y en mi corazón hay suficiente espacio para que estén todas comodísimas- Abrí la boca para decir algún comentario sarcástico al respecto-Guárdatelo, mi auto-estima hoy esta alta y no quiero que vengas tu a arruinármelo con comentarios estilo Matthew- Dicho esto se alejo y yo puse los ojos en blanco.
Gordon entrelazo su mano con la de Lily le susurro algo incomprensible a la distancia.
-Cerdo- Masculle entre dientes con los brazos cruzados sobre el pecho.
Los descruce, volví a negar con la cabeza y suspire. Gordon es un caso perdido.
Rodee la edificación y al instante distinguí la ventana del aula de Spearks.
-Son dos pisos- Me puse una mano en la barbilla pensativo, sentí mi barba sin afeitar y retire la mano- Tal vez si subo a ese árbol y…
- ¡Matt!- Grito Gordy y yo me di media vuelta- ¿Te había dicho que Lily es hija de un policía? ¿Específicamente el que esta aquí aguardando a la llegada de sus compañeros?- Pregunto con una media sonrisa cargada de picardía- ¿no? Pues ahora lo sabes. Lily distraerá a su padre y nosotros podremos entrar al aula… 
- Gordon, jamás pensé que el hecho de que seas tan cerdo nos ayudaría- El me clavo el codo debajo de la costilla.
- Tú cállate y agradece…
- Pero si me callo no puedo agradecerte…
- Solo permanece calladito y reverénciame…
- Si serás idio…
- Si, si lo soy, pero también tú mejor amigo así que…-- me interrumpió. 
- Solo porque cuido mi vocabulario Grubber… 


Entramos al aula.
-Por favor, no tarden mucho y procuren no tocar nada, por favor- Decía Lily desde el umbral nerviosamente y luego cerró la puerta…
- ¡Ja! Que no toquemos nada, el chiste del día- mascullo entre dientes Gordon.
- TU no toques nada.- Dije haciendo énfasis en el tu- Déjame esto a mi- El cerro la boca indignado y se sentó en un pupitre.
- Bien, ve a hacer lo que tengas que hacer ‘’especialista’’- Comento burlón, yo puse los ojos en blanco y decidí no contestarle a eso.
Me acerque al cadáver, yacía en el suelo, la soga con la que se ahorco a un lado. 
Me agache a su lado y examine su cuello… En efecto, tenía la misma marca que yo pero más pequeña y con unas dos o tres espinas nada más…Y parecía que se estaban borrando…
Gordy empezó a silbar una melodía.
-Silencio-Pedí.
El me contesto con lo que para mi fue una especie de gruñido y yo me limite a agitar un poco la mano dando a entender que no me importaba que me gruñera.
Me concentre mas en la marca, justo donde estaban las espinas, había unos orificios, como si las espinas se hubieran clavado ahí.

-Tal vez fueron vampiros- dijo Gordon divertido que apareció como un fantasma mi lado dándome un susto de muerte… Contuve una palabrota.
- ¿En que quedamos?- pregunte señalando el pupitre.
- No soy un niño y ya me aburrí de obedecerte- Contesto con un ligero encogimiento de hombros. Se puso de pie y camino hasta hallarse detrás del escritorio del profesor…- Siempre me he preguntado que secretos oscuros y retorcidos ocultaran los cajones del escritorio de un profesor…- Comento divertido.
- Gordon, no toques NADA
- Relájate- el intento abrir el cajón- Cerrado- Murmuro mas para si mismo que para que yo le escuchara – Matthew, ayúdame a buscar una llave, ha de estar por aquí o la ha de tener el muertito…
- Eres mas cruel y despiadado de lo que pensé Gordon, mira que robarle a un muerto y llamarlo ‘’muertito’’…
-Matt, estamos aquí para averiguar más de esa marca, tal vez aquí encontremos algo- Señalo el cajón… Lo pensé y podía tener razón…
- Esta bien…- Masculle entre dientes no muy convencido. 
-Pero si te fijas, sus pantalones no tienen bolsillos…- Informo Gordon
-Pero si su chaqueta- replique yo.
-Bien, yo no tocare el cadáver…-Se negó rotundamente Gordon.
- No ganaremos nada poniéndonos a discutir sobre quien examina si tiene la llave o no, lo hago yo…- Mire al cuerpo, el bolsillo estaba ubicado conde debería estar latiendo su corazón. Me ti mi mano y sentí un metal frío, tome el objeto y en efecto, era la llave.
- Ten-Se la lance a Gordy quien la atrapo.
- Y después yo soy el sádico, tú eres el que le robo al muertito…
- Fue tu idea…
- Pero tu aceptaste llevarla a cabo, lo que demuestra que, estas demente… Las ideas mías siempre son malas y nadie me ha de hacer caso cuando digo una…
- Ya, cállate y abre el cajón- dije acercándome a el.
Abrió el cajón y dentro solo papeles, documentos, carpetas, calificaciones, exámenes… 
Tome uno de los papeles al igual que Gordon, luego otro y así verificando uno por uno, buscando cualquier cosa…
-¡¿Un cinco?!- exclamo Gordon- Viejo amargado hijo de…- le mire severamente- ¿¡Que?! Yo si estudie para esta prueba…
- Ya, claro, y yo vivo en zorgonía – puse los ojos en blanco y regrese al papel que estaba revisando…
Tome otro papel, suspirando, ya me estaba dando dolor de cabeza tantas letras… Pero, al apartar ese papel, pude ver un papel amarillento por la antigüedad y enroscado, como un mapa del tesoro de libros e historia de aventuras…
Gordy al verlo silbo- Vaya, esto debe de ser algo interesante…
Deje lo que tenía en mano sobre el escritorio y agarre el de color amarillo… Lo desenrosque y centre toda mi atención en el… Estaban las marcas, siete marcas, entre esas, la mía… Todas tenían una ubicación diferente y estaban enumeradas… Cada una con siete espinas y con su forma peculiar, la mía se enroscaba alrededor de mi brazo y estaba representada en un dibujo perfecto, enumerada como la numero seis… Algunas serpenteaban como la que tiene el profesor Spearks aunque aquí en el dibujo es mucho mas larga y con siete espinas en lugar de solo dos...Esta estaba enumerada como la primera… Había una que iba del talón a la rodilla enroscándose alrededor de la pierna pero formando pequeños espirales en su recorrido… Todas eran diferentes, con su peculiaridad, con ubicaciones distintas, bordeadas con una luz color dorado tal y como en mi sueño… ¿¡Que es esto?!
Repentinamente se escucharon pasos, Gordon y yo miramos a la puerta preocupados, luego intercambiamos miradas nerviosas y abrieron la puerta de golpe
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:57 pm

Cap II

En el último segundo, Gordon me quito el papel de las manos, lo arrugo y lo guardo en el bolsillo de su pantalón…
-Chicos…- nos llamaba una voz femenina en un susurro, Lily.
-¿Si?- pregunto Gordy.
- Ya no puedo distraerlo mas, será mejor que se vayan…- Informo- Además, ya llegaron sus compañeros…
Yo sin dudarlo ni un segundo, asentí y salí de ahí con paso veloz… A pesar de no aparentarlo, la idea de estar con un cadáver no era mi favorita…Y también, para rematar, infringiendo la ley de cierto modo.
Llegue a la entrada de la universidad.
-¡Matthew…Matt… Matthew! ¡Desacelera el paso!-Me llamaba Gordon, pero yo estaba absorto en mis pensamientos, aislado de la realidad…
Spearks tenía la misma marca que yo, se suicido al igual que yo quería hacerlo en mi sueño cosa que es una gran casualidad… ¿Es casualidad?...
-¡¡Matthew Hams!!-Me grito 
- ¿¡Qué?!- pregunte sobresaltado y algo irritado.
- Después dicen que yo soy el que se distrae-Mascullo entre dientes y yo le propine un codazo debajo de la costilla- ¡Auch! Eres un…
- ¿Un que? - pregunte en tono retador.
- Nada- Dijo rindiéndose- Matthew, creo que deberías regresar a tu apartamento.
Sinceramente me sentía muy cansado… Essos últimos días las pesadillas sin sentido me habian atormentando noche tras noche sin dejarme dormir tranquilamente… pero después del papel que encontramos… ¿Cree el que me iba a ir así por que si?
-No ¿Para que me voy a ir?
- Tienes unas ojeras y con eso no conseguirás ninguna chica Matthew- puse los ojos en blanco.
- Estoy bien- Insistí.
- No, te me vas ahora mismo- Dijo utilizando el tono de una madre y yo tuve que reprimir una carcajada.- ¿De que te ríes?- pregunto frunciendo el ceño, en ese momento estalle en carcajadas.
- De nada, de nada… mamá- Dije en tono burlón
-Me importa un cacahuete parecer una madre, mueve tu trasero y adiós-Me puso las manos en los hombros, me dio media vuelta y me empujo, yo di un traspié y casi caigo en el suelo de no ser porque pude mantener el equilibrio.
Apreté la mandíbula para contener el gritarle una palabrota.
-¿Quedo el mensaje claro?
- Si, si, ya me largo- Dije y luego solté un bufido.
- ¡Por fin!- exclamo.
Metí las manos en los bolsillos de mi pantalón y emprendí mi camino a casa… Quedaba lejos pero caminar no le hace daño a nadie…

Perdido otra vez en mi mundo, sumido en la intriga que me carcomía, caminando por la acera, el ruido de bocinas, pisadas, gritos, quejas… En fin, los típicos ruidos estresantes de una ciudad a los que yo ya estaba acostumbrado.
Eleve la mirada al cielo, gris, como un día de luto… Tétrica comparación ¿no?, pero así es…Piensen en las películas y como el cielo se nubla, como empieza a llover de forma descontrolada y el rostro de todos los presentes se vuelve apagado y gris igual que el cielo… Pues eso ocurre siempre que aquí llueve, las calles parecen desiertas y solo se ve alguna que otra alma, que, tristemente, no se pudo resguardar de la lluvia…
Pronto, vi como caía una gota, en el cemento de la acera, ahí donde cayo, el color oscureció…Sabia que iba a llover de una forma tan fuerte que simularía una tormenta aunque sin llegar a serlo…
¡¡Gordon tiene el papel!! Me di cuenta de golpe, como si aquella gota me hiciera recordar…
Gordy, a pesar de que era mi hermano y todo… Era un irresponsable y de poca confianza con cosas de valor… Esto no es bueno, no es bueno.
Me di media vuelta y al segundo, alguien choco contra mí, ese alguien traía un café en mano que me cayó encima al igual que unas hojas que se desparramaron por el suelo…
-¡Ouch! – exclamo una voz femenina con un tono entre sorprendido e irritado.
Yo estaba por gritar cualquier cosa, el café traspasó la tela de mi ropa y me quemaba la piel, estaba ardiendo ese líquido.
Eleve la mirada y me silencie...Una chica, de cabello negro, con bucles que caían con gracia sobre sus hombros y espalda, en el una mecha color azul fosforito que resaltaba el azul zafiro de sus ojos. De facciones delicadas, sus labios rosados pálidos, carnosos pero no exageradamente; con un pequeño brillo de lápiz labial, dientes blancos y perfectos… Toda ella era sencillamente una obra de arte que yo me quedaría contemplando..
Vestía unos jeans negros, botas grises, una blusa violeta pero sobre ella una gris que tenía el dibujo de una carita conformada por una ‘’x’ y una ‘’d’’ y luego, en letra cursiva con una elegancia que contrastaba todo… ‘’LOL’’.
El calor que quemaba me regreso a la realidad de golpe y con ello, el enojo que uno ha de tener cuando le tiran café encima.
-¡Deberías ver por donde caminas!- exclame irritado.
- ¿Yo? ¡Pues no se si tienes los ojos en la espalda o que demonios!- chillo ella enrojeciendo, cosa que se hacia notoria en su pálido tono de piel.
-Lo mismo digo- ¿¡En serio?! ¿Fue lo mejor que se me ocurrió?
- Uno no puede detenerse y darse media vuelta así como así- He de admitir que gano.
Cerré la boca indignado con el ceño aun fruncido, ella a diferencia, se relajo y sonrío victoriosamente.
Tomo sus cosas del suelo velozmente, levanto la cabeza dignamente, y continúo su camino.
Abrí la boca para decir algo cuando vi que se le había quedado un trozo de papel. Lo tome sin oponerme a la curiosidad y mire… El papel tenía… Tenía… Ahora quedaría bien una música de suspenso… Tenía unas palabras sin sentido que apenas eran legibles ‘’Los...Capitales… Satánicos’’ 
¿Qué? 
Con un ligero encogimiento de hombros lo arrugue y lo tire en la papelera más cercana…
-Matthew ¿No deberías de estar ya en tu apartamento?- pregunto Gordon saliendo de la nada- Hueles a café ¿Qué paso?
-Una corta historia que no me apetece contarte en estos momentos- Conteste- Lo único interesante que hay en la historia es un papel macabro que dice ‘’Los, Capitales y Satánicos’’, pero no creo que signifique nada, fue un papel que se le cayo a una chica y…
- ¿Una chica?
- Una chica- Confirme- Choque con ella y…
- Wow, wow, wow…- me interrumpió- Recuerda inhalar y exhalar Matthew- Puse los ojos en blanco- Y, sobre todo, que estas hablando conmigo así que has pausas y ve lento, tengo que asimilar la información…
-Yooooo…trooooopeceeeee…- Alargaba las vocales y hacia pausas entre palabra y palabra.
- No tan lento. No soy tonto
- Bueno, según mis variadas anécdotas te podría contradecir en eso ultimo.
- Matthew...-dijo amenazante
- Gordon, olvídalo, solo regrésame el papel ese que conseguimos en el aula de Spearks…- pedí.
-No, no te regresare el papel…
- ¡¿Qué?!
- Sabes que a pesar de todo yo tengo buenas fuentes de información, déjame esto a mí, si no consigo nada, te lo regreso… Te prometo cuidarlo como mi vida…- No podía discutirle- Y ya has tenido demasiado por hoy, ve a tu casa, túmbate en el sofá, has lo que se te pegue en gana…Y espera, yo te llamare en cuanto tenga novedades…- Bufe y luego asentí rindiéndome finalmente.
- Bien, iré a casa-Dije- Estas peor que mi madre- masculle entre dientes.
- No quiero que mi niñito este agotado…
- Ok, eso ya es raro…- Estallamos en carcajadas y luego yo continúe con mi recorrido al apartamento.

Llegue al apartamento y me tire en el sofá, deje las llaves sobre la mesita que tenia en frente y luego mire al techo pero sin observar…Ausente.
Perdido en mis pensamientos, en los acontecimientos recientes, las incógnitas, en fin, en mi mundo de inseguridades…Nada fuera de lo normal.
Me puse de pie, me quite la chaqueta y la camisa pues huelen a café y estaban pegajosas. Las lance al sofá y luego me pase las manos por el cabello intentando apartar mi mente de todo este enredo, que, a mi parecer, solo esta empezando.
Camine hasta hallarme en frente del ventanal admirando la ciudad… Pude ver mi reflejo y luego mire la marca en mi brazo…
Se parece mucho a un tatuaje, incluso, me da cierto aire de chico malo o algo por el estilo… Pero siempre me había desagradado y la había ocultado como un complejo desde niño.
Me dirigí a la cocina y tome un zumo de naranja y un paquete de galletas saladas, luego me senté otra vez en el sofá de la sala.
Definitivamente, esto de permanecer encerrado en casa… No es lo mío, por decirlo de alguna forma…
Sonó el móvil ¿Tan rápido Gordon consiguió la información?
Me levante velozmente, tome el móvil y sin siquiera mirar el identificador de llamadas, conteste.
-¿¡Que paso?! ¿¡Ya conseguiste algo?!- Pregunte.
- ¿De que me hablas?- Era una voz femenina… Familiar… Nina, mi prima.
Nina, venía de viaje a la ciudad desde Italia y se quedaría conmigo un tiempo.
-¡Me he olvidado de ti! Lo siento Nina.
-Si, ya se que te has olvidado de mi, por algo te estoy llamando… Supuestamente tenias que venir a buscarme al aeropuerto…
- ¿Puedes venir en taxi?- Mire el reloj en mi muñeca, las 14:30, el tiempo paso demasiado rápido…
- ¿Con este tiempo? Matt, es que tú eres un completo caballero- Dijo con sarcasmo.
- Lo siento, de verdad…
-En fin, yo soy una mujer que se puede valer por si misma… Así que, ya estoy en la puerta del edificio en el que vives.
- Bajo ahora mismo- ¿Cómo era posible que se me olvidara algo así? Un despiste muy atípico de mí.
Tome una camisa negra manga larga, como todas las que tengo, me la puse velozmente y baje corriendo por las escaleras… Vivo en el décimo piso pero ya estoy acostumbrado a bajar por las escaleras, el elevador se daña con frecuencia y tardan mucho en repararlo… Además, jamás me han gustado los elevadores.
-Nina, lo siento, de verdad- Repetí otra vez al llegar y tenerla en frente.
Nina, una joven de cabello pelirrojos, de ojos verdes cual esmeralda, de mi edad, dieciocho años, figura esbelta y sinceramente, toda una modelo pero su actitud… Es algo brusca e impredecible, dependiendo de su humor se puede comportar… Se parece mucho a su padre, el tío Milton, creo que… En fin, a ustedes no les interesa esto.
-Si, ya, ya- Dijo quitándole importancia, luego me abrazo- Te extrañe mucho Matt.
- Vamos Ninay- Solía llamarla así cuando vivía en Italia.
- Me vuelves a llamar Ninay y…- Amenazo dejando la frase inconclusa en el aire- Bien, ahora, para empezar con las lecciones de caballerosidad… Sube mis maletas- Entro al edificio y yo puse los ojos en blanco. Jure en ese momento que un día de estos quedaría bizco, porque con Gordon y ahora Nina…
Llegamos al apartamento.
-¿Que traes en estas maletas? ¿¡Piedras?!
- No seas chillón Matthew-Hizo una pausa y deslizo la mirada por todo el lugar- Lindo, lo tienes organizado… Por cierto, si…
- ¿Si que? 
- Si traigo piedras allí, bueno, algo parecido- Solté las maletas en la habitación en la que ella dormiría, el apartamento tenia dos recamaras.
- No me arriesgare a revisar… Por mi salud mental…
- Primero y principal… ¿Tienes cerebro?- Fruncí el ceño pero ambos estallamos en carcajadas.
- Buen punto- Comente al final.
-Ahora, me voy a dar una ducha, desempacar y espero que tengas algo decente de comer-En cuanto dijo eso… Pensé en la leche cortada en el refrigerador.
-Será mejor que pida pizza- Susurre para mi mismo y ella dijo algo en italiano que no comprendí, tenía el italiano descuidado pero con seguridad, se estaba burlando de mi.
El resto del día transcurrió con normalidad, Nina dejaba escapar de vez en cuando su acento italiano al hablar…Lo pronunciaba con tal gracia y elegancia… Aunque se veía opacado aquel efecto por sus toscas palabras, pero sin embargo, es lo que la caracteriza y sin eso, ella no sería Nina.
Comimos pizza, jugamos Pictonary hasta que ella se canso, es decir, cuando yo iba ganando.
Luego ella se fue a su recámara dejándome todo el desorden a mí... Ordene todo mas o menos y me dirigí a mi habitación.
Me senté en la cama y mire mi móvil, el cual se había quedado sin batería y lo puse a cargar… Gordon no había llamado… De todos modos, no creo que consiga información, yo la he estado buscando por años y hasta ahora lo único que he conseguido sobre mi marca es ese papel… Y encima… ¡¡Estamos hablando de Gordon Grubber!!
Me acosté y puse mis brazos debajo de mi nuca, me quede mirando al techo… Blanco, blanco y blanco… En serio creo que mi hobbie mas reciente era mirar al techo.
Sentí los parpados pesados y luego cedí al sueño.

-Señor Hams- Murmuro una voz irreconocible- Hams…-Sentí una mano helada en mi hombro que causo un respingo repentino por el sobresalto de regresar a la realidad después de un sueño, sin embargo, no abrí los ojos…
Sabía que no era Nina, era una voz masculina, cansada, histérica y desesperada.
-Señor Hams- me llamo de nuevo, esta vez con un toque mas de histeria.
Poco a poco abrí los ojos, todo difuminado… Pero al aclararse lentamente mi visión, al enfocarse como una cámara al tomar una foto… Alguien me puso una mano en la boca, afortunadamente lo hizo porque yo si hubiera gritado como niñita… Tenía en frente a…
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:58 pm

Cap III

-Hams, cállese y escuche- ¡¡Era el profesor Spearks, en carne y hueso ante mi!! Un fantasma, un fantasma…
Asentí con lentitud… ¿Cómo no hacerle caso a un muerto que esta vivo?
-Tiene que ir a mi aula de clases y a mi casa…- Empezó a dar instrucciones seriamente- To…Tome- titubeo e hizo una mueca de dolor, apretó la mandíbula como conteniendo un grito- Mis investigaciones- Empezó a respirar entrecortadamente y a sudar… Yo seguía asustado, incrédulo e intentando prestarle atención en sus palabras en lugar de pensar en ‘’Esta muerto, esta muerto...’’-No se las enseñe a NADIE- Hizo énfasis en la ultima palabra y yo asentí, dando a entender que lo escuchaba- Hams, te quedan… Agh…- La marca en su cuello irradio luz como en mi sueño, la marca tenia relieve y las espinas estaban clavadas en su piel, salía sangre… Nunca me ha gustado la sangre y un escalofrío recorrió mi cuerpo.- Añ…-Al parecer ya no podía contra lo que sea que estuviera luchando y era un gran esfuerzo para el hablar- ¿Cuántas espinas me quedan?- pregunto al fin histéricamente…
Ciertamente, la marca estaba mucho mas corta que la última vez que la vi. Spearks, lo llamo así porque no se me su nombre si soy sincero, retiro su mano.
-Una- Conteste, ya se me había olvidado por completo lo del muerto… Y ahora, lo acabo de recordar…
- Maldición- Mascullo entre dientes- Busca a los otros cinco ya. Yo… No volverás a verme- Dicho esto se puso de pie, abrió la ventana y salto… ¡¡Salto desde el décimo piso de un edificio!!
Me puse de pie corrí a la ventana, dando variados traspiés y maldiciendo al aire… pero al asomarme, no había cuerpo.


Desperté transpirado y jadeando…
-Demonios, solo fue una endemoniada pesadilla- Murmure irritado.
Sonó el móvil y caí en cuenta de que me encontraba en el suelo…
Me puse de pie adolorido, vi el despertador sobre la mesita de noche...Las tres de la mañana… 
Tome el móvil y atendí la llamada ¿Alguien llamando a las tres de la mañana?
-¡¡Ucrania!!- Me grito una voz que reconocí al instante al oído, aturdiéndome...Deje caer el móvil pero lo ataje antes de que tocara el suelo y me lo lleve nuevamente al oído.
-¿Qué paso Gordon?
- ¡U-cra-nia!- Separo en sílabas.
- ¿Ucrania?- pregunte
- Diablos ¿Cuántas veces tendré que repetirlo? Si, Ucrania, allá hay información…
- ¿Y como se supone que viajaremos hasta Ucrania? No tengo dinero para pagar un viaje hasta allá.
-¿Crees que no pensé en ello?- Pregunto.
- ¿Piensas?
- Ja ja… Estas muy chistoso como para ser las tres de la mañana- Hizo una pausa- El punto es que… ¿Recuerdas a Leila?
- No…
- ¡Bah! ¿Qué más da? Conseguí dos boletos de avión…
- ¿No estas bromeando?
- Si, claro que bromeo, te llamo a las tres de la mañana después de pasarme horas sin comer ni dormir investigando… Para bromear.- Dijo con un tono cargado de sarcasmo.
- Y… ¿Cuándo partimos? ¿Por qué a Ucrania? ¿Quién te lo dijo?- pregunte elevando la voz
- Hablamos en…- pareció pensárselo- Mañana no puedo…- Dijo para si, como revisando una agenda- Pasado… Pasado mañana- Puso fecha- Mientras, escuche que llegaron nuevos libros a la bibio…biblo...bibliotica…Me rindo, jamás aprenderé a decir esa palabra bien, total, nunca voy a ese lugar.
-Biblioteca- Aclare.
- Ya, claro, búrlate de este pobre ser, señorito soymuyinteligenteysecomosediceesapalabra… En fin, me tengo que ir- Colgó y yo deje el móvil sobre la mesita de noche.
- ¡¡Matthew Hams, cállate de una buena vez!! ¡¡Intento dormir!!- Chillo Nina.
Me tire en la cama y cerré los ojos.


Al despertar, Nina ya no estaba pero dejo una nota.
‘’Como en las películas, querido Matt a través de esta nota te informo que… me fui ¿A dónde? No es de tu incumbencia
-Nina- (Obviamente. Si nos soy yo… ¿Entonces quien?’’
Sonreí y deje la nota sobre la mesa…
Hoy iría a aula del profesor Spearks… El sueño me dejo con intriga…Eir a investigar no me hace daño… Supongo…
Me duche, me vestí con lo primero que encontré, cepille mis dientes y salí de casa


Llegue a la universidad, ya no habían policías ni la multitud curiosa que nunca puede faltar…Todo estaba tranquilo y desierto por el duelo al profesor… ¿Por donde pienso entrar yo si todo esta cerrado?
El árbol.
Le di la vuelta a la institución con paso apresurado.
Vi el árbol, estaba cerca de la ventana del aula de Spearks y si saltaba… Pero las ramas estaban altas… Así que tome uno de los cubos de basura que estaban cerca del gran contenedor pegado a la pared… Con el contenedor pensé en llegar al aula ya que esta justo debajo de la ventana… Pero, por más que saltara, no alcanzaría la ventana.
Puse el cubo de basura al lado del árbol… Algo me dice que terminare mal, esta idea descabellada… Pero no se me ocurre nada mejor… Y la curiosidad me carcome…
Puse un pie sobre la tapa del contenedor y me impulse, el contenedor se cayo, su contenido se desparramo por el suelo. Papeles…
Llegue a una rama.
-Demonios- Masculle entre dientes, creo que esa se estaba convirtiendo en mi palabra mas utilizada últimamente. 
Escuche como la rama se quebraba, cerré los ojos… Rápele hasta el suelo maldiciendo al aire.
-Primito… ¿No crees que ya estas grandecito para escalar árboles?-Dijo burlonamente una voz que reconocí al instante.
-Nina- Murmure dándome media vuelta para encontrarme con ella.
- ¿Qué intentas hacer?
- Yo… ab… Veras… 
- No balbucees, pareces más bobo de lo que ya eres de por sí. 
Cerré mi boca y fruncí el ceño.
-No te importa- Conteste cortante, yo no suelo enojarme por cosas como esta pero repentinamente sentí un calor sofocante señal que indica en mi enojo.
- Mira, primo querido, bájale dos rayitas a tu mal humor ¿Bien?- deje escapar un bufido- ¿Quieres entrar al aula del profesor fallecido?- Permanecí callado.
‘’No le digas nada a NADIE’’ las palabras resonaron en mi mente pero… Nina no es ‘’NADIE’’es mi prima…
-Te puedo ayudar Matthew…-Dijo tratando convencerme… Y yo creo que no tengo otra opción.
- Bien, ganaste- Masculle entre dientes y ella sonrió satisfecha.
- Súbete a la tapa de ese contenedor- Me señalo el que esta pegado a la pared de la universidad, yo asentí sin pelearle, no me quedaba nada mejor que escuchar la idea que ella tenía.
-Ahora, antes de que te ayude…- Tomo mi mano y le ayude a subir al contenedor.-Habla.
- Emmm… Hola…
- Matthew- Dijo en tono amenazante- ¿Por qué quieres entrar al aula?
- Porque… Deje algo importante…- Mentí.
Ella asintió no muy convencida, es extraño que se rinda con tanta facilidad, en especial, cuando yo miento tan mal.
-Pon tu pie en mi mano, impúlsate y agarrare del alfeizar de la ventana…
- Pero la ventana no esta abierta…
- Espérame aquí…- Se fue y yo quede mirando a la ventana… Luego lanzaron una piedra y el vidrio se rompió en pedacitos…
- ¿¡Pero que demonios?!- Dije protegiéndome con los brazos y dándome media vuelta para ver a Nina de pie sacudiéndose el polvo de las manos.
- No critiques mis métodos. – Dijo acercándose y subiéndose de nuevo a la tapa del contenedor.
- Pero por lo menos podrías avisar ¿No te parece?
- Claro que puedo… Pero me pareció más divertido no hacerlo.-A veces me pregunto si de verdad no serán familia Gordon y Nina…
Coloco una mano sobre la otra y me miro expectante. Inseguro, puse mi pie sobre su mano y le mire nuevamente a los ojos, ella asintió… Me impulso y yo llegue hasta el alfeizar de la ventana… Algunos pedazos de cristal se me clavaron en las manos… Pero solo me limite a hacer una mueca de dolor. Apoye mi pie de la pared y me ayude a entrar, aunque de una forma dolorosa, cayendo sobre mí estomago.
-¡Auch!
- No chilles y busca lo que tengas que buscar… Rápido… No tengo mis manos adoloridas por tu culpa tan solo porque me pareció entretenido ¿Sabes?
Me puse de pie y camine hasta el escritorio, el único lugar en el que se podrían guardar papeles. No tengo la llave… Pero al lado de la puerta hay un extintor de incendios.
Lo tome y camine hasta el cajón del escritorio… Golpee unas tres veces hasta que el metal barato quedo abollado y por fin pude retirar el cajón.
-Bien- susurre para mi triunfante.
Lo voltee y deje que todo el contenido cayera en el suelo…Lo agite asegurándome que ya no quedaba nada en él y lo deje a un lado…
Tome velozmente todos los papeles. Era extraño que la policía no se los llevara…Realmente extraño…
Los revise de reojo y encontré un papel interesante entre las calificaciones.
‘’Seis cifras son para el ordenador…tres anillos de penúltimos en la lista, siete demonios van de primero, seguido de seis humanos que son las prisiones, soy el número uno y de ultimo estoy… Siete, nuevamente, el mas desagradable de todos que va justo luego del seis… Y por ultimo, como quedaremos nosotros… Como un cero a la izquierda a pesar de todo…’’
¿Qué?... Me temo que si quiero conseguir más información he de leerme el papel con tranquilidad e ir a la casa de Spearks…
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:58 pm

Cap IV


-Rayos- Masculle entre dientes al caer sobre el contenedor de basura, doblarme el tobillo, dar un traspié y caer en el suelo sobre mi estomago, quedándome sin aire. 
Rodé hasta quedar mirando al cielo, mareado, pero aun con los papeles en mano, no los solté en todo el transcurso de caída.
-¿Estas bien primito?- pregunto Nina divertida.
- Claro, después de caer de un segundo piso sobre mí estomago, estoy perfectamente bien- Dije sarcásticamente, adolorido.
- Me alegro.
Me puse de pie y sacudí el polvo en mi ropa…
-¿Conseguiste lo que buscabas?- pregunto Nina.
-Más o menos…
- Ahora... ¿Me dirás que buscaba de verdad?- Pregunto y yo negué con la cabeza.
- Es un secreto- Dije enigmático y burlón, dándole unas palmaditas en el hombro y retirándome
-¡¡Matthew Hams de la Concepción!!- chillo furiosa.
-Nos vemos en casa- Dije sin mirar atrás con una sonrisa… Le escuche gritar otra vez aunque no le comprendí, ya me encontraba lejos.
Saque del bolsillo de mi pantalón el móvil y marque el número de Gordon.
-Hola, aquí el chico más sexy del mundo, allá ¿Quién?- pregunto divertido al atender la llamada.
-¿Qué no ves el identificador?- pregunte.
- Me da flojera leer…
- Por Dios, es tan solo un nombre- Dije.
- Te recuerdo que hablas con Gordon Grub… ¡¡Fuera de mi camino!!- Gordon siempre discutiendo con alguien en la calle, no tiene paciencia.
- Idiota, no se me pega en gana- Escuche que respondía en un grito otra voz lejana.
-Maldito hijo de…- Empezó Gordon.
-Cállate- interrumpió la otra voz masculina con la que discutía Gordy.
- Ven y cállame.
- ¿¡Quieres pelear?!
- No peleo con niñas
- Jooo… Lo que te espera- Gordon corto la llamada y yo me quede muerto de la risa… pero también sin tener la menor idea de donde vivía el profesor, que era la información que le iba a pedir…
Me quede pensativo… Pero al final decidí dirigirme a la biblioteca, no me hallaba muy lejos, ahí podría examinar con detenimiento los papeles.


Al llegar, lo primero que hice fue saludar a la bibliotecaria.
-Tammin- Dije sonriente.
- Matthew- Tammin es una mujer de unos cuarenta y seis años de edad, tiene el cabello castaño canoso y siempre lo trae en un moño; ojos grises, algunas marcas de la edad en el rostro, pero se conserva bien.
- ¿Vienes por un libro?- pregunto.
- No, solo en busca de tranquilidad- Respondí.
- Claro, entonces, siéntate- Dicho esto, se marcho
A Tammin le considero como una segunda madre.
Me senté en una de las sillas frente a la mesa de la esquina.
Deje los papeles sobre la mesa haciendo una especie de abanico.
-Calificaciones…- Empecé a clasificar en montones- Exámenes- otra pila- Gordon…- Leí el nombre en una prueba… Vi la nota… ¿¡Un sobresaliente?!- Oh, la prueba es de Gordon Tirnes, no de Grubber- Dije comprendiendo y dejando la prueba con las otras.
-La extraña nota- murmure, obviamente esa estaba sola en una esquina de la mesa… Ahora no quedaba nada… 
Tome la nota y la releí con detenimiento… No la comprendo… Un segundo creo que… Ummm… Me hago una idea… pero no estoy seguro.
Le di media vuelta… ‘’Calle Mazarello, casa nº 8’’… ¡La dirección! 
Tome todos los papeles con velocidad.
-Nos vemos luego Tammin- Me despedí.
Salí de la biblioteca y baje las escaleras de la entrada. La calle no quedaba lejos, así que fui para allá caminando.


Al llegar y hallarme frente a la casa, pude notar que la puerta estaba entreabierta ¿Habría alguien?... 
Entre con sigilo. Se que esto no esta bien, va contra mis principios morales y éticos, no debería hacer esto y menos porque un hombre que esta MUERTO me lo dijo en un sueño, que no es mas que un tonto sueño.
Camine hasta la sala… Tenía un aspecto antiguo, elegante y apagado… Una alfombra de color vinotinto, que combina con los muebles caoba… Es una casa de un solo piso… Creo que no me costará encontrar lo que estoy buscando… Pero… ¿Qué estoy buscando?... Ni yo lo se… Supongo que un estudio o algo por el estilo.
Caminaba con extremo sigilo sin saber a donde dirigirme, cuando escuche un ruido, un cristal romperse. Se que no fue un ruido causado por mi…
Provenía de la habitación a mi derecha… Un enfrentamiento entre la curiosidad y la razón… la curiosidad lo ganó.
Me acerque y abrí un poco la puerta, todo en silencio, procurando que mi presencia no se hiciera notoria.
Pude distinguir a una sombra… Una figura que poco a poco se hacia mas nítida, aunque no por completo… Estaba poniendo el lugar de cabeza, buscaba algo con mucha urgencia…
-¿Dónde esta? ¿Dónde esta?- repetía esa pregunta, mascullándola entre dientes… Era una voz femenina… Creo que…
Sin querer, abrí la puerta un poco más y esta, rechino.
La persona que estaba dentro, maldijo, abrió una ventana y salió de la casa, todo en fracción de segundos.
Entre en la habitación. Papeles desparramados por el suelo, cajones abiertos, cristales rotos, muebles volcados… Todo un completo desastre, como si un huracán por aquí hubiese pasado.
¿Qué buscaba?... Fuese lo que fuese… Era algo importante.
Camine hasta el ordenador y lo encendí. Al instante me pidió la contraseña…El único problema es… Que yo no he descifrado el acertijo, porque estoy seguro que ese acertijo es la contraseña.
Levante la silla, la cual estaba en el suelo y me senté en ella…
Tome el papel en donde se hallaba la contraseña.
‘’Seis cifras son para el ordenador…tres anillos de penúltimos en la lista, siete demonios van de primero, seguido de seis humanos que son las prisiones, soy el número uno y de ultimo estoy… Siete, nuevamente, el mas desagradable de todos que va justo luego del seis… Y por ultimo, como quedaremos nosotros… Como un cero a la izquierda a pesar de todo…’’
-Seis cifras- Me dije- TRES anillos…SIETE demonios… SEIS humanos… El número UNO… SIETE otra vez, y el CERO a la izquierda…
Espero que haber sido un nerd, sabelotodo, obsesionado con juegos de misterios hasta los quince años me sirva de algo ahora.
Tome uno de los papeles en blanco tirados en el suelo y uno de los bolígrafos variados en el escritorio.
Si, se que estarán pensando… Acabas de ver una sombra, el lugar esta hecho un caos y tú como si nada… pero, ¿Qué puedo hacer yo?... Digo, no me pondré a organizar todo el lugar y mucho menos seguir a una sombra, que, por lo visto, es peligrosa… tengo sentido común. Solo haré lo que vine hacer.
Regresando al papel y al análisis de la contraseña… Tengo las cifras, solo me falta el orden…
Hice seis pisos ‘’ _ _ _ _ _ _’’y di inicio… Se que tres anillos van de penúltimos… 
‘’_ _ _ _ 3 _’’ Que los siete demonios irían de primero… ‘’ 7_ _ _3 _’’ Que el seis ira después del siete ‘’ 76_ _3_’’ Que el uno va de ultimo ‘’ 76_ _ 31’’Otra vez el siete, justo después del seis… ‘’767_31’’Pero… Si me dice que a pesar de TODO el cero va a la izquierda…Entonces tendré que corregir… ‘’076731’’ Listo… ¿Será esta secuencia de números la contraseña?... La escribí en el computador…
-¡Bien!- dije en un susurro exclamado al ver que me permitía utilizar la computadora.
Lo primero que visualice fue una carpeta ‘’URGENTE’’…Le di doble click velozmente… Dentro otra carpeta ‘’Universidad’’ ¿Sería esto lo que busco? Empiezo a dudar… Clikee… Un documento Word con el nombre ‘’Investigación’’… Lo abrí….
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 8:59 pm

Cap V


‘’Siete, siete pecados capitales que atormenta a siete humanos, a siete cuerpos terrenales… Somos prisiones y la marca, es nuestro reloj… El tiempo se agota, inevitablemente, y se que me liberara a mi, pero que también liberara a… Si perteneces a los siete, sabrás el significado de mis palabras.
Ahora, una información crucial, que posiblemente sea algo importante… he intentado suicidarme variadas veces, no puedo con la pesada cruz que cargo… Tras los resultados obtenidos de aquellos intentos fallidos, he llegado a la conclusión de que…’’
Antes de que pudiera terminar de leer… El CPU empezó a echar humo, luego chispas… Yo me aleje instintivamente y luego la pantalla quedo en negro.
Lance una maldición al aire y me puse de pie velozmente. Me pase las manos por el cabello despeinándome, me enoje, más que estoy estresado… Esto termino irritándome y colmando mi paciencia.
-No es posible- Dije al fin aun quejándome con la nada, estoy a punto de golpear mi cabeza contra la pared una y otra vez- ¿por qué a mi?- pregunte y luego suspire. Recobre por fin la compostura…Ahora no se que hacer… Empecé a examinar los papeles regados por el suelo esperando encontrar algo interesante en ellos… nada…
Salí de la casa, resignado, esta anocheciendo y lo mejor será que me vaya ya a casa. Pedí un taxi, ya que me hallo lejos de donde vivo, y me retire.


Al llegar, tire las llaves sobre la mesa y me tumbe en el sofá, estoy agotado.
-Matty- salió Nina de su recamara y yo le salude con una sonrisa.- Tengo hambre- Ya sabía que venia a pedirme algo por el tono afectuoso utilizado…
- En el refrigerador hay comida…
- Claro, leche cortada, frutas y verduras podridas, algo viscoso que creo que tiene vida… Muy agradable…- Comento sarcástica
- Tienes razón- Estoy somnoliento.
- Bien… Entonces…
- Ten- Le entregue mi billetera, aunque se que mañana me arrepentiré de esto – Cómprate una pizza, yo me voy a dormir.
-Apenas son las siete…
- Igual, tengo sueño- Me puse de pie y me dirigí a mi habitación…
- Bueno… ¡¡Gracias!!- dijo entre sinceramente agradecida y maliciosa… Yo solo sentí un escalofrío pero ahora quitarle mi billetera… Sería como que los cerdos volaran… Totalmente imposible.


Me tire en la cama y me quite los zapatos, los cuales deje a un lado.
Pensé en todo lo que hice el día de hoy, mire al techo blanco hasta que ya no pude más contra la fatiga y cedí ante el sueño lentamente…


‘’- Apúrate Nicholas- Murmuro una voz masculina… Todo esta negro, nada se aprecia, solo se escuchan voces y sonidos algo terroríficos… Como el susurrar del viento y el ulular de los búhos que causa escalofríos…
-Voy, voy- Replico el que supongo, se llama Nicholas.
- Amon es volátil, muy volátil, si no te apresuras… Se marchara de nuevo…
- Cálmate, te dije que lo tengo todo bajo control…
- Tendré que creerte…
Luego, un silencio sepulcral que se vio interrumpido porque el viento empezó a soplar con más fuerza, los búhos a ulular de una forma antinatural.
- No, no, no…- se escucho mascullar entre dientes a Nicholas perdiendo la calma.
- ¿Qué ocurre?
- Amon…- Contesto sencillamente…
- Maldición, no me digas que…
- Si no quieres… No te lo digo…
- ¿¡No tenias todo bajo control?!
- Has silencio
- Nicholas, te lo dij…
- Cállate, cállate de una buena vez- Exigió el otro, ahora dándose cuenta de que en serio se encontraba en graves problemas. El viento silbaba, sonando casi como chillidos desgarradores.- Dame la cruz- Pidió finalmente elevando la voz Nicholas.
- Pero…
- ¡¡Que me la des te dije!!- grito como una orden Nicholas y luego de unos minutos… Y un cántico algo extraño, con palabras desconocidas… Todo se calmo como por arte de magia.
- ¿Lo lograste?
-Si… Y no…’’.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:00 pm

Cap VI


Desperté sobresaltado, la misma pesadilla… La que se repite con más frecuencia.
Si soy sincero, ya me acostumbre a vivir con ella, total, me atormentan desde hace ya un buen tiempo y, lastimeramente, no hay cura para las pesadillas… Solo hay que aprender a… Convivir con ellas.
Me senté con un suspiro resignado, mire el reloj… Medianoche…
Mi estomago rugió y recordé que no había cenado. Me puse de pie y camine hacia la cocina arrastrando mis pies descalzos y con todo a mi alrededor difuso y en penumbras… pero, sin embargo, me se el camino de memoria.
Llegue y encendí la luz, la cual esta por quemarse ya que titila…
Vi un trozo de pizza en la mesa sobre un plato, supongo que es la pizza que se compro Nina… Y… Si me lo como no creo que se enoje…
Me acerque… Pero en cuanto el olor de la pizza llego a mi nariz… Me aleje y estuve a punto de dar arcadas.
-Anchoas- Murmure como encontrándome con un antiguo enemigo… Y, de hecho, así es… Siempre las he odiado… Con toda mi alma, no exagero.
Deje la pizza intacta, no sin antes dirigirle una mirada de desprecio y pensar que esto lo había hecho Nina a propósito.
Abrí el refrigerador…Mire todo con repugnancia… No se como puedo vivir con esto, Nina tiene razón… Lo único que se puede consumir es el agua… Bueno, si la ves verde, déjala en su lugar, ni la toques…
Al sacar la jarra del agua y cerrar con un pie la puerta de la nevera, apareció Nina recostada de la pared, si estaba antes ahí no le había visto. Di un salto por la sorpresa…
-No vayas…- Dijo simplemente.
- ¿Qué?- Pregunte dejando la jarra en la mesa.
-No vayas- Repitió con naturalidad siguiendo cada uno de mis movimientos con sus ojos.
-¿Estoy soñando?- Inquirí inseguro.
- Probemos. Sal corriendo hacia aquella pared, chócate contra ella y si te duele o te deja K.O… Es que no estas soñando- Le dirigí mueca de pocos amigos y ella puso los ojos en blanco- No, no estas soñando- Me dio un zape.
- No era necesario, con el ‘’No estas soñando’’ me es suficiente…
- Lo se… Pero el zape fue por gusto- Sonrío.
- Ahora… Explícate… ¿Qué no me vaya? 
- Exactamente… Te estas arriesgando demasiado y lo sabes…- Me dejo aun mas confundido.
- ¿¡Que?!
- No vayas a Ucrania, sabes que no deberías ir acompañado, yo puedo conseguirte…
- Espérate, espérate… ¿Cómo sabes tu…
- No importa…- Sacudió una mano quitándole importancia al asunto…
-¿Por qué no puedo ir acompañado? Es Gordon… Y… No entiendo nada si soy sincero…- Me pase las manos por el cabello confundido.
- ¿No lo sabes? ¿No te lo explico Spearks?- Calle… ¿Cómo sabe ella sobre eso?- El hombre tenia que decírtelo y después dirigirse a la agencia…- Paseo de un lado a otro por la habitación un tanto irritada.- Siéntate.
Tome una silla y me senté.
-Matthew, no puedes ir a Ucrania, no debes ir a Ucrania ¿Bien? Tienes que creerme.
-¿Podrías explicarte mejor? Mi cabeza va a estallar…- Murmure…
- Comprendo…- ¿Esta es Nina de verdad? Una Nina comprensiva… No me acostumbro- Dame tu brazo-Pidió y yo, inseguro, accedí.
Me arremango la manga de la camisa. Visto la ropa cotidiana, me dormí con ella… Se me esta haciendo costumbre.
Dejo mi marca a la vista…
-Tienes todas las espinas, las siete espinas…- Sonrió algo aliviada y me soltó el brazo- Esa marca, es tu reloj… Cuando desaparece una espina, significa menos tiempo…
-¿Menos tiempo para que?
- Matt… Si pudiera decírtelo todo y tenerte al tanto… Pero no, sería arriesgarme demasiado… Tienes que averiguar las respuestas a tus dudas por ti mismo…- Susurro- Ve a Ucrania, consigue toda la información que puedas… Toma tu billetera- Me entrego el último objeto nombrado- El tiempo es oro…. Me tengo que ir…
- ¿Irte?
- Irme
- ¿Por?
- Porque si…
- ¿A dónde?
- Se defenderme primito…- Nina es como mi hermanita…- Ya nos volveremos a ver…- me despeino y camino a la puerta…- Aprovecha cada segundo Matthew, no pierdas el tiempo… Mañana quiero que actúes como si nada, no quiero que te pierdas en esos ensimismamientos tuyos, continua con tus planes de ir a Ucrania y olvida esto… ¿Entendido?...- Asentí lentamente y ella salió del apartamento…
Me encontré solo en el sofá… Aun intentando asimilarlo todo…


Me desperté somnoliento por culpa de que escuche a mi móvil sonar… Atendí la llamada.
-Gordon- Bostece.- ¿Qué paso?
- ¿No quedamos en que nos reuniríamos Matthew? Además se hace tarde…- Escuche su voz como si estuviera aquí.
- ¿Tarde?
- Si, tarde…- Hizo una larga pausa… Y luego sentí una mano en mi hombro- Hola- Me sobresalte.
- Maldito Gordon- Masculle entre dientes- ¿Cómo lograste…- Me enseño las llaves del apartamento- Pero…
- Soy cleptómano-Dijo divertido y yo puse los ojos en blanco- ¿Y tu prima?
- Regreso a Italia- mentí.
- ¿Tan pronto?
- Si- Conteste de forma monosílaba.
- Ooh…
- Si querías algo con ella pues que te olvides de ello… Además, ella te dejaría con un ojo morado en tu primera insinuación… 
- Soy demasiado guapo como para ello…
- Aja… Lo que tú digas…
- Bien, ¿Empacaste?
- ¿Qué?
- ¿No has empacado?
- No, pero si tu no me dijiste que…
- A callar, el vuelo sale en dos horas…- El simple hecho de escuchar la palabra vuelo…Se me formo un nudo en el estomago.
- ¿Qué hora es?-Pregunte
- Las cinco de la mañana…- Hizo una pausa- ¿Por que esa cara Matt? No me digas que aun te dan pánico los aviones.
- ¿Qué? ¡NO!
- Claro, y yo vivo en Narnia…
- ¿En serio? Eso esta genial.- Bromee.
- Ja, ja… Muy chistoso…- Dijo con sarcasmo…- Miedoso
- Te detesto.
- Pues yo te quiero con todo mi hígado… Digo, corazón.- Sonrió divertido.
- A callar Gordonpotamo. 
- ¡¡No me digas así, demonios!! Solo Gordonxila esta permitido.
- Voy a empacar…- Decidí que lo mejor seria ignorar a Gordon porque perdemos tiempo e intentar no sumirme en la histeria puesto a que le tengo pánico a los aviones desde…. Siempre.


Tome una vieja maleta y empecé a tirar toda la ropa que tengo en ella como pude, sin doblarla… Todo un enredo. Cerré la maleta con mucho esfuerzo. Tome tres libros que guardo en el cajón de la mesita de noche y los guarde con extremo cuidado en un bolsillo de la maleta.
-¡¡Apúrate Matthew!!
-¡Voy!
Después de unos diez minutos me encontré listo, puesto a que tuve que cepillarme los dientes, afeitarme y cambiarme de ropa por mi aspecto de indigente.
Perdimos otros veinte minutos esperando al taxi y media hora de camino al aeropuerto, afortunadamente, no hay tráfico.


Nos sentamos en una mesa del café del aeropuerto, ya que llegamos cuarenta minutos antes y tenemos que matar tiempo. 
Ya yo estoy perdido en mi miedo ¿Cómo puede volar una cosa de esas? Digo, son toneladas de metal… ¿Qué ocurre si en el avión que vamos hay una falla? ¿O si encontramos alguna tormenta? ¿O si un tornado nos lleva? ¿O si una vaca espacial le cae encima al avión y le hace perder el control?... Bien, eso ultimo no… ¡¡¡Pero todo puede suceder!!!
-Deja de temblar…- Pidió Gordon.
- ¿Quién esa temblando? ¡¡Yo no estoy temblando!!- Dije histérico.
- Ajam… Matt, no es para tanto… Solo vamos a elevarnos por los aires en una bestia de metal de no se cuanto peso, la cual en cualquier momento puede fallar, caer y matarnos a todos los pasajeros…
- Cállate- Le suplique.
- Y sobre todo, estaremos volando por DOS días…
- Gordon- dije en tono amenazante…
- Solo digo…
- Pues no digas nada…
- Tengo derechos…
- Y yo una mano, con la que puedo hace un puño y ‘’Accidentalmente’’, chocar ese puño contra tu mejilla…
- Me callo.
Permanecimos el resto del tiempo en silencio… Yo temblando, Gordy divirtiéndose con mi ‘’Ataque epiléptico’’.
Anunciaron nuestro vuelo y mi histeria aumento terriblemente.
-¡¡Matthew Hams!!- Gritaba Gordon prácticamente arrastrándome…
- No quiero… Moriré- Mi respiración se hizo entrecortada y forcejeo para librarme.
- Compórtate como un hombre Matthew, no como un miedoso ratón- intentaba convencerme por todos los medios… pero yo no estoy para escuchar razones, no soy yo, la histeria se adueño de mí.
- ¡¡Soy un maldito miedoso ratón!! ¡Déjame aquí!
- Tomate esto- Saco del bolsillo de su chaqueta, unas gotitas que yo mire con desconfianza.
- No me drogo Gordon…
- No son drogas Matthew, gotitas de valeriana… Juro por lo más sagrado que solo te calmara…
- No beberé esa cosa…
- Lo tomaras así tenga que obligarte a tomarlas por la nariz…
Cumplió con su palabra… Es lo único que tengo que decir…

Me encontré dentro del avión, sentado tranquilamente, sin agobiarme por nada de nada por primera vez en mi vida… 
Gordon esta en lo cierto… No estoy drogado pero puedo pensar en cualquier cosa que antes me hubiese agobiado y ahora me da igual.
-¿Ves Matt? Te lo dije- Murmuro Gordon quien se sentó a mi lado, yo quede hacia el pasillo, lo más lejos posible de la ventana.
-Por cierto, toma- Me entrego uno de los libros que guarde en mi maleta y yo le mire frunciendo el ceño
- ¿Lo sacaste de mi equipaje?
- Te dije que soy cleptómano- Sonrió pícaramente…
- Gordon Grubber….
- Shhhh, solo lee…- Le di un zape- Ouch.
- Para que aprendas…- Abrí el libro y empecé a leer…- ¿A dónde es que vamos?
- Ucrania…
- Más especifico…
- Kiev, su capital…
- ¿Por qué vamos a Kiev?
- Porque queda cerca de Chernobyl- Entrecerró los ojos.
- ¿Qué tiene que ver Chernobyl?
- Tenemos que ir para allá…
- ¿Por?
- Porque en el bosque Tolstoy Les hay una iglesia… La Iglesia de la Resurrección… Además de que allí hicieron algunas cosas los miembros de una secta que creían en la llegada del anticristo… Y, según averigüe… Tú marca esta relacionada con los siete pecados capitales, por lo tanto… Algo tiene que ver Matt…
- Muy listo… Pero… ¿Ese bosque no queda en Pripiat?
-Si
- ¿Cómo rayos piensas ir para allá si la entrada esta prohibida desde la explosión nuclear?
- Un tour turístico por dos días…Hay agencias que los hacen… Además, ahora hay un sarcófago que, supuestamente, disminuye la radiación…
- Ya había leído algo al respecto de eso … Y… ¿Dónde nos alojaremos en Kiev?
- En un hotel cuyo nombre ahora no recuerdo… Queda en el centro de Kiev…
- ¿El President Hotel?
- No, ese es un hotel cuatro estrellas…En el que nos hospedaremos es un hotel normal...
- Entonces…
- Te dije que no recuerdo su nombre- Bufo.
- Por cierto… ¿La iglesia de la resurrección no se quemo?- pregunte regresando al tema anterior.
- Si… Oye… ¿Cómo es que estas tan bien informado Hams?
- Lo mismo pregunto Grubber…
- Las investigaciones, Leila…- Contesto adormitado.-Luego te hablare de ella.
- Internet- Respondí simplemente- Wikipedia… Uno busca antes de viajar a algún lugar.
- Ya entiendo…- Susurro.-Ahora déjame dormir.- Pidió.
- Como digas- Puse los ojos en blanco y los regrese a la lectura.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:01 pm

Cap VII


Un segundo luego de haber finalizado la conversación con Gordon, escuche las instrucciones de la azafata, sinceramente, sin mucha atención.
Luego, las turbinas del avión sonaron como un secador de cabello, el avión se deslizo por la pista mientras yo rezaba… Bueno, yo nunca he sido muy apegado a la religión así que solo murmuraba retazos de oraciones. Finalmente, se elevo, dejándome una horrible sensación de vértigo en el estomago…A mi parecer, por un breve momento, el efecto de las gotas paso… Pero en cuanto los movimientos del avión se volvieron no tan bruscos, pude respirar con tranquilidad…
Gordon abrió un ojo y sonrío divertido.
-Matthew, tu eres el que ya ha viajado en avión, no deberías de estar así…
- Si, pero uno de esos viajes, me traumatizo, así que déjame tranquilo y duérmete- masculle entre dientes sin apartar la vista del libro aunque sin leer nada… Estoy sudando frío.
Gordon, al cabo de unos minutos, comenzó a roncar… Este es de los que se duerme rápido y no hay nada que los despierte.
Paso la azafata ofreciendo algo de beber, yo pedí agua sencillamente ya que tengo la garganta reseca por el intento de ahogar un grito. Después de tomarme el agua me centre en la lectura…
No se cuanto tiempo pase leyendo, pero con seguridad, fueron horas, ya que mis ojos están fatigados y la mayoría de las personas están durmiendo.
Cerré el libro con mucho cuidado y lo coloque en mi regazo…
-¡¡Zorgons!!-Se despertó gritando Gordon sobresaltado provocándome un respingo.
Le mire enarcando una ceja, contuve la carcajada y el comentario sarcástico que luchaban por salir a toda costa.
-Déjame, era un hermoso sueño…- Dijo nostálgicamente y con dramatismo.
- Ya, ya- Mi tono fue tranquilizador pero sobre todo, burlón.
- No te burles de mi desgracia…- Sollozo de forma fingida.
- Cálmate Gordon- Sonreí…
- Por cierto… Tengo hambre…
- Y eso me debe interesar a mi porque…
- Porque si, tienes que escucharme quejar si o si.
- Dile a la azafata Gordon…
- Que flojera- Concluyo.
- Oye, cambiando de tema… ¿No me ibas a contar de Leila? Necesito una buena historia para dormir- Me cruce de brazos y me acurruque en el asiento, luego espere…
-Bueno, Leila es prima de una amiga de un conocido de un enemigo del hermano de una japonesa que es ex novia de un extraño que es compañero de un acosador de nombre Aldo que es pariente lejano del chico que se sienta a mi lado en la universidad-Dijo con una velocidad impresionante dejándome con tal cara…
- ¿¡Qué?!- pregunte realmente confundido.
- Esta bien, te lo facilito, se me olvida muchas veces que no sabias que dos mas dos es igual a pez… Inteliburro… 
- Aja, habla…-le corte.
-Tu le viste solo una vez y fue cuando teníamos trece años, la chica que estaba en la fiesta de Ryan…
- Aun no capto ¿Cuál de todas las chicas que había en la fiesta de Ryan?
- Con la que te pasaste discutiendo y peleando toda la fiesta por no se que cosa…- Me quede pensativo…
- Ah, ya, ya, ya… La que te dio un bofetón…
- Claro, eso si lo recuerdas ¿no?- pregunto frunciendo el ceño.
- ¿Cómo conseguiste que te consiguiera los boletos?- Inquirí.
- En estos años no hemos perdido en contacto…
- Tu y ella…
- No, lo he intentado pero ella es… Sencillamente, diferente- Suspiro y yo le mire incrédulo… ¿En verdad le gustaba? ¿Existiría la primera chica que lograría domar a este idiota de Grubber?...
- No me queda claro ¿Cómo conseguiste los boletos de avión?
- Ella esta interesada en Chernobyl, yo le pedí que nos consiguiera dos boletos más, ella se negó pero luego me los entrego… Según Leila, dos amigas que iban a viajar con ella cancelaron…
- Que coincidencia ¿no Gordon?
- ¡Te juro que yo no tuve nada que ver!
- Aja…
- En fin, nos encontraremos con ella en el aeropuerto…
- ¿¡Que?! Pero se suponía que… Gordon, sabes que este tema es delicado, te lo dije, te conté todo lo que ocurrió con Spearks y todo lo que se de camino al aeropuerto… No podemos tener a otra persona….
- Shhhh… No importa, ya conseguiré como deshacerme de ella Matthew. Confía en mí.
- Confiar en ti… Fin de mundo….
- ¡Me ofendes!- exclamo indignado.
- Has silencio, quiero dormir…-Le silencie.
- Claaaro, cuando te conviene…- Dijo divertido…
- Intento dormir, cállate…
- Eres un…- Siempre empieza así…
-¿Un qué?- Le desafío yo siguiendo el juego.
-Nada- Jamás sabe que decir.
Luego de un tiempo, me dormí…


-Matthew, Hams, idiotita, tonto, estúpido… Creo que ya esta despertando… Ugh… Querido y lindo Matthew…
- ¿Qué quieres Gordon?- pregunte fastidiado abriendo los ojos…
- Nada, solo me aburro…
- Y me insultas mientras duermo para entretenerte ¿no?
- No, solo me desahogo…- Sonrío 
- Eres raro Gordon…- Dije bostezando.
- Orgullosamente Matthew.
- Y un idiota también…- Agregue
- De nacimiento…- Respondió.
- Te estas ganando un puñetazo…- Amenace.
-Weeee areeee theeee Champiooon
- Con esa canción no te libras… y vas a hacer que llueva…
- Muy gracioso…- En cuanto termino de decir esto, alguien pateo su asiento.- Niño, te dije que ya…- Mascullo Gordon entre dientes y en respuesta, recibió otra patada…-Niño, si vuelves a hacer eso, no respondo por lo que haga yo…-Otra patada…
- Gordon…- intente calmarlo… Tarde….
- ¡¡Pequeño engendro del diablo!! ¡Pareces burro! ¡Deja de patear el asiento!- El niño se quedo callado y luego le respondió gritándole no se que cosa ya que no preste demasiada atención…- Mira…- Iba a empezar Gordon otra vez
- ¡Ya!- exclame furioso y ambos se callaron, esta fue una discusión entre dos niños pequeños…
Luego de un tiempo en completo silencio, yo continúe con la lectura y Gordon se quedo mascullando barbaridades entre dientes…
-Ten, el número de tu equipaje…- Dijo entregándome el objeto mencionado.
- Gracias… He estado pensando y… ¿Cómo vamos a comunicarnos en Ucrania?
- Leila habla Ucraniano…
- ¿Pero no te ibas a deshacer de ella?
- Matt, la necesitamos al fin y al cabo ahora que lo analizo…
- Tienes razón… Pero luego no me pidas que confíe en ti…- Luego, silencio otra vez….
Repentinamente, me sentí como despertando de un sueño y una ansiedad que se transformo pronto en histeria me invadió…
-Toma- me entrego las gotas Gordon- Espero que esta vez no tengas que tomártelas por la nariz…


Finalmente, dos días transcurrieron y llegamos a Ucrania… El aterrizaje fue peor que el elevarse… Me entregaron mi equipaje y luego nos hallamos en el aeropuerto…
Esta completamente vacío y apenas se ve un alma….
Gordon y yo empezamos a tiritar por el frío…
-¿Y Leila?- pregunte
-No se…- Miramos de un lado a otro pero nada…- Ahí viene- dijo finalmente Gordon encantado… Yo le mire incrédulo…Al parecer, en serio le gusta.
-Estas babeando…- Dije divertido- Y... ¿Por donde viene?
- Por allí- Señalo… Y…. Cuando mire al lugar indicado… Tanto Leila como pusimos los ojos como platos.
- ¿¡Tu?!- preguntamos ambos al unísono.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:02 pm

Cap VIII


Nos quedamos mirándonos fijamente y con desagrado… Sinceramente, no se como, Leila logra sacarme de mis casillas y eso desde siempre. Es como si en cuanto nos encontramos algo estallase dentro de mí y me dan ganas de ahorcarla… Bueno, esta bien, estoy exagerando, tampoco tan extremista, pero para que se hagan una idea.
Luego de pasar lo que a mí me pareció una eternidad observándonos, estallamos en una discusión a gritos 
-¡¡Tu…café…cosa….blablabla!!- Eso es lo poco que se entiende puesto a que sus gritos se ven opacados por los míos y viceversa. Ahora lo que hago es gritar lo primero que se me ocurra porque se que se confundirá con sus gritos y yo no voy a perder esta batalla, considero que si me callo es dejarle ganar y no pienso dejar que eso ocurra.
- ¡Basta!- grito Gordon ante las miradas curiosas y extrañadas de las otras personas.- Parecen niños- El burro hablando de orejas.
- ¡Eres un idiota!- Concluyo sus gritos Leila cruzándose de brazos muy dignamente.
- ¡Y a mi ni me gusta el kiwi!- grite yo lo primero que se me ocurrió.
-¿Qué?- Pregunto ella incrédula.
- Nada- Enrojecí aun más. ¿¡En serio?! ¿!No me gusta el kiwi?! ¿¡Que tienes que ver eso?!
- No entiendo nada… ¿Por qué su odio?- Inquirío Gordon.
- ¡NO TE IMPORTA!- le gritamos ambos al unísono lanzándole una mirada asesina.
- Bueno, bueno, ya, ya… Bájenle tres a su mal humor- Dijo con su humor pacifico y tranquilo.
Luego, completo silencio, un silencio tenso e incomodo.
-Voy a…- Se quedo pensativo Gordy- Pedir un taxi…- Dijo finalmente huyendo de la situación y se fue.
Después de que se fue Gordon, Leila y yo nos miramos de forma despectiva y con los ojos echando chispas de odio… ¿Todo esto por culpa de un café? No, esto fue desde que la conocí en la fiesta. No nos soportamos y fin de la discusión.
Regreso Gordon
-¿Cómo se supone que aquí se pide un taxi?- Pregunto Gordon.
- Mira, vas por ahí a donde…- Empecé a explicar.
- ya se a donde ir Matthew, solo que no hablo ucraniano…- Bufo y yo puse los ojos en blanco.
-Meni potribno taksi- Dijo Leila… Claro, señorita ‘’Yo se hablar ucraniano y soy muy importante’’. Lo acepto, mi actitud es muy infantil ante esto, pero me molesta que me ganara cada discusión que hemos tenido. 
- Ahhhh- Exclamo Gordon comprendiendo- Yo dije: U mene ye arakhis mozku- Leila estallo en carcajadas, bueno, tengo que aceptarlo, tiene una risa bonita, cristalina y cantarina.
- ¿Qué?- pregunto Gordon
- Dijiste que tienes cerebro de maní- Aclaro ella
- Cosa que no es mentira- Agregue yo y Gordon gruño unas palabras, luego se marcho otra vez.
Silencio otra vez…
-Creo que lo mejor será que nos presentemos formalmente- Propuse intentando aligerar las cosas- Estaremos juntos por un buen tiempo y no esta bien que nos comportemos de esta forma… Lleguemos a una especie de tregua- Agregue.
Leila se quedo pensativa pero finalmente asintió y suspiro.
-Leila, Leila Callaway.
-Matthew, Matthew Hams- Estrechamos nuestras manos con desgana, pero en cuanto nuestras pieles rozaron, fue como si el contacto quemara y desencajamos las manos instantáneamente mirándonos de forma analítica.
Llego Gordon.
-Vámonos- Dijo sonriendo, pero en específico, soriéndole a Leila quien se limito a asentir e ignorar la forma en que Gordon babea por ella.


Llegamos al hotel, parece una cabaña grandeen el exterior e interior… Es raro, comparado con las cúpulas hermosas de las construcciones de Ucrania… Este sitio es como si estuviera fuera de lugar el Kiev… Y eso me gusta de cierto modo.
Entramos, yo al ínstate agradecí por un poco de calor, afuera hace demasiado frío y no tengo la ropa adecuada para tales temperaturas… Así que supongo que estoy igual que Gordon, con los labios morados, pálido como la nieve y temblando como despertador.
Leila hablo con la recepcionista y yo como no entiendo ni media palabra, me dedique a contemplar el lugar. Paredes marrones como la madera pero sin ser madera, a diferencia del suelo que si es de madera… Me explico muy mal… Piensen en las cabañas que ponen en los especiales navideños que pasan por la TV… Pero con un poco mas de lujos como las velas que cuelgan del techo elegantemente, encerradas en una especie de capsula de cristal como para proteger la llama de la vela. Hay un largo pasillo por el que se ven muchas puertas, supongo que serán las habitaciones… Hay pocas comparándolo con otroshoteles, ni siquiera hay escaleras. Mientras mas pienso en el asunto, más extraño me resulta este hotel, por lo tanto, tiene mayor atractivo para mí.
-Hams, Hams ¡Matthew!- me regreso a la realidad Gordon.
-¿Qué?
- Ten- me entrego la llave de mi habitación.
- Son tres habitaciones, una para cada uno…- Explico Leila uniéndosenos.
- ¿Cómo puedes pagar esto?- pregunte.
- No es tu problema- me corto y se fue a su habitación…
Finalmente, Gordon y yo tomamos nuestro equipaje y seguimos lo que ella hizo. 


Al entrar en mi habitación, observe todo con detenimiento… La pared gris, el suelo de madera, la única ventana que tiene la habitación, la puerta que da al baño, la cama de sábanas cuadriculadas con unas cobijas dobladas en una esquina… Supongo que para el frío extremo, como ahora. Una mesa de noche y un armario vacío.
Tome de mi maleta una chaqueta la cual conseguí entre todo el enredo de ropa y me la puse intentando soportar mas el frío, luego deje el equipaje a un lado de la puerta, tome un libro y me tire en la cama.
Empecé a leer pero el libro lo termine rápido puesto a que apenas me faltaban veintidós páginas. Luego, me aburrí demasiado… no hay TV, ni computadora, ni móvil… Hablar con Gordon no es una opción, pasar demasiado tiempo con el me esta afectando. Leila obviamente NO…Finalmente, opte por quedarme mirando al techo… No tengo sueño ni hambre así que esto es lo más entretenido que conseguí hacer. Y pensar que tendré que pasar una semana así.


Tres días de siete transcurrieron y como resumen diré que… Fuimos a la Iglesia de Saint Andrews la arquitectura fina, las cúpulas, los colores, maravilloso… También a la catedral de Mikhailovsky; Gordon babeo y balbuceo cosas sobre Leila que yo contradije todo el tiempo mentalmente… Y Leila…No cumplimos en lo absoluto la tregua, discutimos por cualquier bobada. De hecho, en este mismo instante estamos gritoneándonos a unas calles del hotel.
-¡No fue mi culpa!- Exclame.
-¡Hijo de…- Como que se reprimió- Tu mamá!
- ¡Fue sin intención!- Grite pálido por la cólera.
- Claaaaro, que coincidencia, justamente ¡tu! – chillo
¿Por qué discutimos ahora? Ya ni lo recuerdo.
-¡No te soporto!- Agito ambas manos en el aire fastidiada.
- ¡Me alegro de que el sentimiento sea mutuo!- respondí y elevo ambas manos al cielo como rogando que me callara.
-A callar señor kiwi- Chillo, siempre ella teniendo la ultima palabra, no se puede quedar en silencio.
Tres días después, las cosas entre Leila y yo no han mejorado… Y Gordon me tortura hasta que los oídos me sangren hablándome de ella… Lo único que me alegra es el turismo, fuimos a ver la estatua de la madre patria y el museo de la segunda guerra mundial, también al museo de arte moderno Pinchuk Art Centre.
Un día más e iremos a Chenobyl…
Salí de mi habitación y en el pasillo del hotel me encontré con Leila.
-Imbécil- Saludo afónica.
- Creída- Correspondí también con voz ronca y rasposa
Ahora que no podemos gritarnos porque perderíamos totalmente la voz, nos limitamos a mirarnos de forma asesina. Finalmente, ella empezó a caminar por el estrecho y largo pasillo hacia la salida… Yo la mire… Cojea de un pie… No lo había notado…
Llego la noche, me tire en la cama luego de ponerme el pijama y a los pocos segundos me encontré dormido… mañana vamos a Chernobyl y tengo que descansar… Además de que tengo que planear bien con Gordon como nos separaremos del grupo…
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:04 pm

Cap IX

Desperté sintiéndome algo… raro… pero lo ignore y decidí prepararme.
Me di una rápida ducha aunque desee que fuese más larga… El agua me ayuda a aclarar mis ideas. Me vestí con una camisa manga larga y encima una chaqueta, unos pantalones jeans…Es marzo, hace frío y hay muchas posibilidades de que nevé. Cepille mis dientes y cabello. Prepare una mochila con mi móvil, billetera, un cambio de ropa por si es necesario y un pote con agua. Allá nos darían agua y comida pero uno nunca sabe.
Gordon llamo.
-No nos separaremos del grupo- Dijo en cuanto abrí la puerta
- ¿Qué?- pregunte.
- No en un principio, llegaremos hasta el bosque rojo con ellos y luego nos vamos… Tenemos que procurar no ser muy notorios cuando estemos allí, no queremos que noten nuestra ausencia.- Dijo y yo asentí.
- ¿Están listos?- pregunto Leila llegando.
- Si, si lo estamos.- Contesto Gordon y le rodeo con un brazo- Vámonos- Leila le lanzo tal mirada y Gordon se aparto.

Fuimos a la ubicación en la que nos recogería un coche para llevarnos hasta Chernobyl.
Al subirnos, me encontré ahogado entre tanta gente… El carro no es lo suficientemente grande para todas estas personas.
-Lamentamos la incomodidad, pero el automóvil que usamos normalmente, ha sufrido un accidente y esta en el taller- Dijo el conductor con un marcado acento Ucraniano.
Lo peor de todo el camino fueron los baches, cada salto, un quejido. También podría agregar que… ¡¡El conductor esta demente!! Incluso llegue a escuchar rezos.
-¡¡Llegamos!!- Informo el conductor.
Salimos atropellándonos unos a otros, nadie quiere permanecer en ese vehículo.
Cuando todos nos encontramos fuera, vimos que nos esperaba un hombre. Tal vez de unos veintinueve años. Una sonrisa de oreja a oreja, de esas que tienen las personas en las publicidades de crema dental. Cabello color pelirrojo como el fuego y ojos azules. 
-Bienvenidos a Pripyat – Saludo el guía. Su sonrisa tan falsa.
- Hola- Contestaron algunos con voz apagada.
Se escucho una tos.
Wow, que ánimos los de la gente el día de hoy. Mire a mí alrededor. Personas con abrigos, chaquetas, cámaras, bolsos, mochilas…
-No se separen- Empezó a dar indicaciones el guía… 
En lugar de escuchar me puse a mirar el paisaje. Soledad, aire de abandono… Eso es lo primero que he de decir, lo primero que se ha de decir de todo pueblo fantasma. El ambiente pesado, lúgubre... Y no se como describir esa carencia de vida. Soplo el viento ligeramente y me estremecí.
-Aquí tiene- Me entrego un aparato el guía. Regrese a la realidad. note que a todos les entregaron uno.
Si no me equivoco, es un medidor de radiación. Empezó a dar instrucciones de cómo usarlo, pero preste atención a medias.
Ahora me siento enfermo.
Finalmente, después de distraerme mirando los edificios en ruinas, empezamos a avanzar a paso de tortuga.
Tengo unas ganas increíbles de ponerme a preguntar ‘’¿Ya llegamos?’’ una y otra vez.
Esto es más aburrido que pasar un día encerrado en casa… ¿Y Leila? No le he visto… No piensen mal, no es que me importe mucho, lo que ocurre es que me resulta entretenido verla enojada, tal vez fastidiarla un rato no me vendría mal. Discutir con Leila es como encender una llama dentro de mí o algo así, difícil de explicar. 
-Y este sarcófago disminuye la radiación- Vaya, ya llegamos cerca de la central nuclear. ¿Cuándo? No me di cuenta.
No estoy prestando atención a nada, es como si mi cerebro tuviese una muralla o fuese impermeable a las palabras del guía. No tengo ni idea de donde estoy parado y… Hace mucho calor. Tampoco ayuda que sienta el peso de una mirada sobre mí, me pone nervioso y me desespera… Supongo que estoy paranoico. 
-¿Has visto a Leila?- se acerco Gordon a preguntarme.
- No- Conteste simplemente, fingiendo prestar atención a las palabras del guía, pero me parece que me habla en chino.
Después de un breve silencio.
-Alí esta.- Dijo Gordon
- ¿Si? Que bien- Conteste sencillamente para aparentar que me interesa.
-Si, allí- Señalo Gordon y yo mire de soslayo.
- Ajam- Adiós cortesía, no estoy para ella, le deje en claro que no me importa.
- No entiendo que te disgusta de ella.-Bufo.
- No entiendo que te gusta de ella- Replique
- Es maravillosa.
- Es insufrible- Por primera vez, conseguí el coraje y descaro suficiente para escupirle todo así. Me estoy enfermando en serio.
- Estas mal Matthew
- Es lo que pienso Gordon- Metí las manos en los bolsillos de mi chaqueta. En serio hace calor.
- No, si ya se que son como el agua y el aceite.
- Entonces sabes lo mucho que me quería arrancar las orejas cuando me hablabas de ella ¿no?
- Si, demasiado notorio- Sonrío.
- Me torturaste a propósito ¿Cierto?- Esto normalmente no me enojaría, pero hoy me hizo rechinar los dientes.
-Si
- A veces en serio me das motivos para estrangularte.
- Aja, lo que digas… Si me disculpas, solo tenía una semana para pasar tiempo con Leila- Hizo una pausa- Pero a ella le apeteció ponerse a discutir contigo- Si no conociera bien a Gordon, diría que pude escuchar celos en su voz…
En cuanto se fue al lado de Leila, volví a quedar sumido en un profundo silencio mirando de soslayo a Gordon hablar con Leila y luego al frente, he de aferrarme a la poca cordura que me queda hoy.
Seguimos caminando, no se cuanto tiempo paso, solo caminamos y caminamos... Tal vez solo paso una hora… Yo con mucho calor, quemándome vivo, sofocándome un poco, las voces suenan cavernosas… Me siento realmente mal, no puede ser por la radiación pues me siento así desde esta mañana… Y…
-¡Matthew!- Escuche a alguien gritar mi nombre.
No me di cuenta que estoy en el suelo hasta que gritaron, todo empezó a difuminarse y adiós consciencia.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:04 pm

Cap X

Calor, fuego, escozor… Humo, gritos, agonía… Es lo único que distingo en este loco lugar. El rugido de una bestia, las llamas abrazándome, las llamas consumiéndome, la bestia libre.’’¡¡Matthew!!’’ entre todo el sufrimiento y el hecho de que yo me estuviese dejando arrastrar por las garras de la muerte a través del fuego que no me quema, escuche a alguien llamarme. Correspondí a ese grito con otro nombre, mi voz sonó ajena, solo me importa esa persona… Solo por ella lucharía contra esto.
-Matthew- Abrí los ojos para encontrarme con Gordon mirándome con el ceño fruncido, ¿Acaso era su voz la que escuche? Para nada, era una voz femenina- Idiota, respira…- Al percatarme de que no estoy respirando, tome una bocanada de aire.
- ¿Cuántos bofetones me diste para que despertara?- pregunte sentándome y acariciándome una mejilla. Pero antes de que Gordon pudiese responder, el guía hablo, pero por mis mejillas adoloridas, seguramente fueron unas cuantas.
- Si el señor…- Empezó el guía.
- Hams- Dije
- Si el señor Hams no se encuentra bien de salud, considero que lo mejor será que regrese antes de lo previsto- Y eso que se suponía que no deberíamos llamar la atención.
-No, no, no- Negué poniéndome de pie- Estoy bien.
- Lo siento joven, pero si ocurre algo así mi deber es…
- No es por la radiación, señor guía, déjeme y le explico de que se trata- Salió Gordon y alejo al guía del grupo, no escucho lo que le dice ¿Qué le estará diciendo? Me preocupa.
Vi como Gordon gesticula bruscamente y el guía lo mira confundido, sorprendido y por último, comprensivo. Los demás turistas solo me miran preocupados pero al poco tiempo se les pasó y siguieron tomando fotografías.
Al rato regresaron, Gordon con una sonrisa triunfante y el guía con una cara de confusión, me dirigió una mirada compasiva… Rayos ¿Qué le habrá dicho Grubber?
-Bien, señores, será mejor que sigamos, queda camino por recorrer y el tiempo es oro- Dijo el guía, los demás turistas murmuraron algo y seguimos caminando.
Gordon me miro de una forma algo extraña, para nada agradable… Y en el camino mi mirada se cruzó con la de Leila esta vez sus ojos demostraron confusión y las expresiones de su rostro se suavizaron, haciéndole lucir… Muy… muy…Agh, no se, diferente. 
-¡Matthew! Tierra llamando a Hams- me regreso a la realidad Gordon y tanto Leila como yo apartamos la mirada.
- ¿Qué?- pregunte.
- ¿Cómo rayos se te ocurre desmayarte ahora?
- Claro, porque lo hice adrede- Gruñí.
Gordon me dirigió una mueca de poco amigos, esta molesto, pero no me importa, como si yo tuviese la culpa de enfermarme ahora…
-¡Ouch!- Choque contra alguien y cuando mire a la persona… Leila- Lo siento, lo lamento, fue mi despiste, no empecemos a pelear otra vez que no estoy como para ello- Solté velozmente.
Ella se quedo mirándome de forma inexpresiva por un breve momento y yo quede aguardando su reacción… Suspiro y continúo caminando… En un principio camino cojeando del mismo pie que anteriormente, pero luego de un par de pasos camino con total normalidad.
Yo seguí caminando también, mirando a mí alrededor de forma distraída. Me siento como si algo me estuviese arañando por dentro y hace demasiado calor. Bueno, o al parecer solo hace calor para mí pues los demás tiritan de frío.
Me quede con la mirada fija en el suelo. Aun sintiéndome intranquilo.
Un flash de una de las cámaras fotográficas me cegó momentáneamente, fue repentino. Me tomaron una foto. Poco a poco volví a ver todo con claridad.
-Lo siento- Se disculpo una chica rubia de ojos color avellana que fue a la que mire, pues tiene su cámara en mano apuntando hacia mi como para sacar una foto- Es que…- Se encuentra roja como tomate- Solo discúlpame- Dicho esto se dio media vuelta y se unió a un grupo de turistas.
¿Qué? Pero ¿Por qué me tomo una foto? Me dio curiosidad y tengo derecho de saber pero… No el valor para preguntar ¿Qué le voy a decir? ‘’¡Ey! ¡Exijo saber porque me tomaste una foto’’ No, yo no soy capaz de preguntar algo así. Esto es mejor tomarlo como cosa de nada y olvidarlo, no es importante al fin y al cabo…
- ¡Bueno, señores, por fin hemos llegado al Bosque Rojo!
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:04 pm

Cap XI

Mire el extenso e imponente bosque de pinos rojo y naranja otoñal, todos los turistas sacaron sus cámaras ¿Qué les atraerá tanto de este bosque? ¿La belleza exótica? Porque yo no le veo ninguna. El color es enfermizo, la tierra árida y el cielo gris… Tal vez esto último se deba tan solo a la época. El aire es pesado y, en conclusión, esto para mí es un paisaje muerto, no bello.
-Pendiente- Susurro Gordon ubicándose a mi lado, asentí. En cualquier momento nos tendremos que separar del grupo.
- Por favor, dejen un momento las cámaras y escuchen- Pidió el guía- No se separen, el bosque es muy grande y no queremos perder a nadie ¿Comprendido?- Dio la orden y recibió por parte de los turistas un murmullo de asentimiento- Bien, pueden continuar tomando fotos- Dicho esto, regresaron los flashes de las cámaras.
- Cuando nadie mire- Indico Gordon y asentí nuevamente mirando a mí alrededor con una mueca. No me gusta este lugar.
Empezamos a adentrarnos en el bosque, todo en mí grita un rotundo NO pero me obligo a seguir avanzando, mi actitud es ridícula e irracional en estos momentos.
Respiro intentando controlarme. 
Gracias a mi ensimismamiento, tropiezo y caigo en el suelo, colocando mis manos al frente antes de caer. 
-Maldición- Masculle entre dientes poniéndome de pie y mirando mis manos enrojecidas.
- Cuidado- Dijo el guía.- Fíjense por donde caminan, el terreno no es muy nivelado- ¡¡No, si ya lo he notado!! 
Sigo caminando, esta vez prestando más atención al suelo. A pesar de estar rodeado de gente, en estos momentos me siento solo y vulnerable… Vigilado… Pero es una sensación común, siempre me he sentido así, solo que ahora las sensación es más fuerte.
-Matthew- me llamó Gordon en un susurro y en seguida supe el significado. Lo mire y me indico con una mano que me moviera hacia la derecha.
Sigilosamente y con la cabeza gacha fui caminando hacia el lugar indicado, si chocar o tropezar con nadie… Poco a poco separándome del grupo… Hasta encontrarme oculto en el espeso follaje del bosque, hasta ya no ver ningún indicio de gente y me quede quieto solo entonces, cuando ya me aleje de la seguridad del grupo.
Miro a mí alrededor, hojas rojas, pinos altos, suelo seco, cielo opaco, aire denso… Y, por primera vez en todo el día, siento frío.
Me recuesto de un árbol a esperar a Gordon, con las manos en los bolsillos… Pero mi poca tranquilidad se desvanece cuando distingo una sombra entre los árboles. Me despego del tronco, y entrecierro los ojos, agudizo la audición.
- ¿Gordon?- es lo primero que pregunto y, como supuse que sería, no recibo respuesta.
La sombra poco a poco se hace más visible… Y la reconozco, porque ya la he visto, porque la vi en la casa de Spearks.
Me quede quieto, mirándole y, sé que aunque no pueda ver los ojos de la persona, esta más que claro que me mira. Silencio, ambiente tenso, frío… Silencio, silencio, silencio… Prefiero que haga algo a que se quede tan solo ahí de pie, pero sé que no tiene la menor intención de moverse, que solo esta aquí para observar, de momento, y eso me preocupa, me preocupa mucho más que cualquier cosa que se atreva a hacer… Porque ella se esconde entre los árboles y yo soy vulnerable si ella me ve pero yo no a ella.
-Matt- Llegó Gordon y por un segundo deje de mirar a la sombra pero en cuanto mire otra vez a la dirección en la que se encontraba… Ni rastro de ella y no me sorprende en lo más mínimo. 
-¿Eh?- fue lo único que le conteste.
- Vamos- Dijo poniéndome una mano en el hombro y retirándola velozmente. Me gire para mirarlo, su mirada es evaluativa.
- ¿Tienes idea de a donde nos dirigimos?- Pregunto, para asegurar.
- Sí-Contesta simplemente y otra vez el ambiente se volvió pesado, enfermizo y caluroso.
Saco de su mochila un mapa y lo desdoblo lentamente, como para darle dramatismo a la situación.
-¿Dónde lo conseguiste?- Pregunte temiendo la respuesta.
- Tengo contactos… Claro que les tuve que dar algo a cambio, algo que no es nada comparado con este mapa…- Se rió entre dientes- Los muy idiotas no se dieron cuenta de que este mapa esta marcado con los lugares de nuestro interés.- Termino de desdoblar el mapa y lo observo, me acerque a él para poder verlo también pero Gordon se alejo de una forma casi imperceptible. Casi. Pero no me importa.
Miro el mapa fijamente, los árboles, hay una edificación con una equis marcada en rojo, una zona de todo el bosque encerrada en un circulo imperfecto y, fuera del bosque, muy lejos por lo que veo, hay otra parte encerrada en un circulo ¿Solo hay tres zonas señaladas?
- Esta, es la Iglesia de la Resurrección- señalo Gordon a la edificación tachada- La llaman como ‘’Huésped’’. Pero, no tengo ni idea de porque lo llaman así- Se encogió de hombros.
Me quede pensativo… Huésped, huésped, huésped…. No tiene sentido… A no ser que…
-¿Sabias que, antiguamente, huésped no significaba lo que significa hoy en día?- le pregunte esbozando una media sonrisa.
Luce sorprendido- ¿Qué significaba?
- Enemigo- Respondí- O, enemigo de guerra- me encogí de hombros- No recuerdo con exactitud, la verdad.
-Claro, sabelotodo- Gordon rodó los ojos- En fin, continúo, esta zona que vez aquí- señalo la que se encuentra fuera del bosque- No podremos explorarla, esta muy lejos y creo que si no esta en el bosque, no es de nuestro interés.
- ¿Dicen algo respecto a esta zona?- pregunto.
- Si, una cosa que no entiendo.
- Que raro, tu sin entender algo- Dije divertido y él me fulmino con la mirada.
- Cito- Se aclaro la garganta- ‘’Un solo sonido, una suplica por ayuda
Me ahogo, me pierdo en este cuerpo ajeno
Nunca fui nada y me voy nada siendo’’- Todo lo dijo con gestos dramáticos exagerados.
Me quede en silencio, pensativo, no lo entiendo…
- Y, aquí, esta zona de aquí del bosque- Señalo el montón de árboles encerrados en un circulo- Es la zona en la que hacían sus rituales y blablabla- Informo- Primero iremos a este lugar de rituales, esta más cerca.- Miró el reloj en su muñeca- Son las tres de la tarde, hay que movernos si queremos llegar antes de que anochezca, roguemos porque no nevé y vámonos.
- Bien, espera a que verifique algo- Mire el medidor de radiación… No es tan alta… Digo, comparado con la cantidad que había en Pripyat, no es tan alta.
Empezamos a caminar, en completo silencio, Gordon mirando al mapa y tomando la mayor distancia posible de mí ¿Por qué? Ni idea y, sinceramente, no me importa en estos momentos… me importa más esa sombra…
- Matthew, tengo que preguntarte algo- Tal vez, si no estuviera tan perdido en mis pensamientos, hubiese captado antes su tono amargo que ahora es más notorio.
- ¿Qué cosa?
-Te…- Vaciló.
- Me…
- ¿Te gusta Leila?- me paralice y mis pies dejaron de moverse. 
¿En serio acaba de preguntar que si me gusta… Leila?
Estalle en carcajadas, tan fuertes y tan seguidas que me falto el aire en poco tiempo y tuve que sentarme en la fría tierra aun riendo y con las manos en mi abdomen.
- ¿De…De donde has sacado eso?- Me seque una lágrima y me puse de pie.
- Discutes con ella todo el tiempo, a veces te quedas mirándole, y… Cuando te desmayaste, no hacías más que llamarla- Sus manos hicieron un puño arrugando el mapa.
La comisura derecha de mi labio tembló ligeramente ¿Así que ella era la del sueño…? No, de ninguna manera. 
- ¿Yo hice eso? Vaya… En serio he de estar enfermo- Me lleve una mano a la frente como para tomarme la temperatura, mi piel esta fría a pesar de que tengo calor- No, no me gusta Leila, Gordon- Conteste sencillamente para dejarlo bien en claro y deje caer mi mano.
Gordon suspiro y recupero esa sonrisa maliciosa que trae siempre… Ahora, deseo mucho que exista un botón de muting en el mundo para silenciarlo, al parecer, esa preocupación era lo que le tenía tan callado.
- Tapones, eso mismo, tendré que comprarme unos tapones para no escucharlo- Murmure y él no me escucho porque sigue hablando y hablando y hablando y mis oídos pronto sangraran. 
Se escucho el crujido de una rama e instantáneamente, Gordon se callo. De soslayo, vislumbre una sombra y di un respingo. Actúe como si nada cuando dirigí mi mirada a Gordon quien se giro para verme y esta tan blanco como el papel.
- ¿A… animales?- Sugirió él.
- Si, claro, Gordon, es lógico que en un bosque afectado por la radiación haya muerto todo pero no los animales- Puse los ojos en blanco.
- ¿Animales mutados?
- No lo creo- Sonreí- Gordon, despídete de STALKER, te pudre el cerebro- me burle y el bufo en respuesta- Además ¿No se supone que tu eres el sabio conocedor de esta zona, sin miedo, con coraje y yo soy el estorbo en esta misión a pesar de que me incumbe más a mi que a ti?- Él gruño una respuesta y me dirigió una mueca de pocos amigos.
- Olvídalo, sigamos caminando- Pidió fastidiado
Seguimos caminado, yo con la manos en los bolsillos de mi pantalón y Gordon callado… Lo que no me espere fue ver a la sombra corriendo sigilosamente entre los árboles, detectada solo por mí pues Gordon ni cuenta se da a pesar de que ella ahora se oculta menos de mí… De hecho, no le importa que la vea y creo que es porque sabe que soy demasiado cobarde como para hacerle frente y que se mofe así de mí… Apreté la mandíbula, controlando así mi enojo.
Caminamos y la sombra seguía burlándose de mí de cierto modo. Mis pies, empezaron a doler después de un rato pero sigo caminando y tengo agudizados todos los sentidos, pendiente de la sombra. Gordon permanece callado y mirando al frente, aun parece estarse alejando de mí. 
- Ey, Matt- Me llamo, se quedo quieto y me indicó con una mano que me acercara, así que acelere el paso, sin darme cuenta, me he quedado muy atrás- Llegamos.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:05 pm

Cap XII

Me encuentro al lado de Gordon y lo que tengo frente a mi es… Más de lo mismo. Más árboles, más bosque, más nada… Ah, y piedras.
-Y… Nos hemos perdido- Anuncie.
- No- Negó rotundamente Gordon- Estamos en el lugar correcto, mira- Me puso el mapa en la cara.
- Gordon, si no lo alejas un poco no podré ver nada -Dije y él se alejo… -Tienes razón, estamos en el lugar correcto.- Murmure pensativo.
- ¡JA! Te lo dije- Exclamo victorioso.
- Pero ¿Por qué todo se ve tan… Igual al resto del bosque?- Pregunte.
-Querido Matthew ¿No has pensado que tal vez ellos quisieron esconder el lugar en el que cometieron los crímenes?- Me pregunto y le mire.
- Otra vez, tienes razón-Me lleve una mano a la barbilla y su sonrisa se hizo más amplia, como siempre que alguien le da la razón.- No te pregunte y tu no me dijiste pero… ¿Dicen algo respecto a este sitio?- Inquirí.
- Que hacía rituales y mmm… No, más nada, la verdad- Se encogió de hombros y yo me recosté de un árbol y mire hacia arriba, a las hojas ahora menos rojas y más amarillas.
- Entonces… ¿Vinimos aquí para nada?- Pregunte.- Digo, si no tenemos ni la menor idea de que hacer…
- No, no es para nada, aun nos queda la Iglesia de la Resurrección - Contesto Gordon- Aunque posiblemente tampoco encontremos mucho ya que fue quemada- Mascullo entre dientes y le mire, ya conocía esa información así que no me enoje.
Quede en silencio.
- Entonces, lo mejor será que empecemos a dirigirnos para allá si queremos llegar el día de hoy- Dije separándome del árbol y mirando a Gordon. Él asintió.- Vamos- Empezamos a caminar lejos de la zona de rituales, como acorde mentalmente llamarla.
Nos encontramos ya algo lejos cuando, repentinamente, escuchamos un silbido, agudo que a mi me aturde. Me erguí y me recorrió un escalofrío. Intercambio miradas rápidas con Gordon y salgo corriendo de regreso a la zona de rituales, pero, ahora que he llegado, no hay nada.
- ¿Qué mier…- Empezó a preguntar Gordon llegando un segundo después y mirando alrededor confuso- No hay nada.- Dijo en voz alta lo que pensé- ¿¡Cómo es posible que no haya nada?!- Exclamo la pregunta- ¡Eso fue un claro silbido! ¿¡Alguien nos esta gastando una broma?! ¡Seguro es el bendito gobierno, que nos quiere hacer creer a todos que dos más dos es cuatro cuando es pez!- Empezó a gritar caminando de un lado a otro pasándose las manos por el cabello.
Yo seguí mirando todo con detenimiento. Esta mas que claro, alguien ha silbado… Y, la única opción posible es la sombra pero ¿Por qué ha silbado? ¿Por qué quiere atraer nuestra atención aquí de nuevo?
Inspecciono el lugar con la mirada y en cuanto pasee la mirada por el suelo pude ver una hoja de papel.
- ¡¿Y si es una mutación?!-Siguió gritando Gordon.
-Gordon, cállate- Le pedí mirándolo, tiene la cara roja y ojos salvajes ¿Tanta cosa solo por un silbido?- Mira, allá, hay un papel- Informe mientras me acercaba a la hoja para tomarla.
- ¡¡No la tomes!!- Ordeno Gordon pero le ignore.
Tome la hoja de papel y la estire un poco, está arrugada. Hay un texto, corto, escrito en una temblorosa letra. Lo leí para mi mismo.
''Une. Piedras. Donde se encuentran los tres anillos'' La letra me parece vagamente familiar.
-¿Que dice?- pregunta Gordon.
Yo le ignoro, pensando.
- Dame una rama- Pido
- ¿Eh?
- Dame una rama- Repito y él, confundido, toma una del suelo. Compruebo uno de sus extremos, esta lo suficientemente afilado y me fijo en las piedras en el suelo.
Están marcadas con pequeños números, pero solo algunas.
- Gordon-Le llame- Busca la piedra que tenga el número uno- Pido.
-¿Piedras con números?- Pregunto y asentí- ¿Me explicaras que ocurre Hams?
- Luego- Digo agitando una mano en el aire y con el corazón palpitando intensamente por el gusto de resolver un enigma.
Empezamos a buscar la piedras, al conseguir la número numero uno apoye el extremo afilado de la rama en el suelo. En cuanto Gordon encontró la número dos arrastre la rama hasta allá dejando así una marca en el suelo, una línea que une una piedra con otra... Así con la tres, cuatro, cinco... Hasta que ya no quedaron más piedras marcadas.
- Bien y, ¿Ahora si me explicas?- Pregunto Gordon y le entregue el papel para que lo leyera. Él puso los ojos como platos.
- Claro Matt, créele a una hoja que encuentras tirada en un bosque- Refunfuño Gordon.
- Pero por algo las piedras están marcadas ¿No crees?- Le silencie- Además ¿Que perdemos?- Pregunte.
- Tiempo- Mascullo entre dientes mirándome enojado, yo lo mire con terquedad y el suspiro.- ¿Que dibujaste en el piso?
- Ni idea, desde esta perspectiva no lo distingo- Mire a mi alrededor, se me ocurrió una idea y me acerque a un árbol.
- No me digas que piensas escalar…
-No te lo digo, pues- Alcance con mi mano una rama del árbol y probé su resistencia.
Se que pensaran ¿Que no te fue suficiente con la caída en la universidad? Pero... No se me ocurre nada más que escalar este árbol.
Empecé a subir las ramas poco a poco.
- ¡Pareces mono!- me grito Gordon y le conteste con un gruñido.
Al encontrarme a una buena altura, me detuve y mire hacia abajo. Le tengo miedo a los aviones, no a las alturas.
Veo tres círculos, que se unen en cierto punto, es como la cara de un Mickey Mouse pero con las orejas casi juntas. 
- ¡Gordon!- grite- ¡Párate donde esta esa piedra de ahí!- Le pedí señalando la piedra y el obedeció, de mala gana porque cree que esto es una perdida de tiempo.
Rápele como todo un experto hasta el suelo y me acerque a él. Él se movió y yo me puse en el lugar en el que él estaba de pie, en el que yo le indique.
- Aquí es donde se encuentran lo círculos...- Murmure- Lo que quiere decir, si no me equivoco, que lo que buscamos esta aquí pero se encuentra bajo tierr…- No culmine de decir la ultima palabra pues la tierra en la que estoy de pie, cedió y cayó dejando un hoyo por el que yo caí también con un grito.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:13 pm

Cap XIII

Caí y al llegar al suelo escucho un ''Plock'' pues caí en una especie de mar de barro, sobre mi brazo derecho.
Me queje con un gemido y me deje caer sobre mi espalda. Presione con mi mano izquierda mi hombro derecho, el dolor es agudo e insoportable. No hace falta ser doctor para saber que...
Me disloque el hombro.
- ¡¡Matthew!!- Me llama Gordon y no contesto, pues cuando estoy por hacerlo, doy una arcada.
El aire huele a muerte, rancio, fétido.
- ¡Matthew!- Vuelve a llamar.
- ¡¡Aquí estoy!!- Contesto.
- ¡¿Te paso algo?!- Hizo una pausa- ¡¿Tengo que bajar a por ti?!- Su voz tiembla en esa pregunta.
- ¡No!- Miento, ya que sé que es claustrofóbico.- ¡Me tendrás que ayudar a subir!¡Quédate afuera!...-Hago una pausa- ¡y vigila, yo quiero ver lo que hay aquí!
- ¡¿Vigilar?! ¡¡Pero si no hay nadie!!- Grito y trague saliva, como un tonto me deje engañar por la sombra pero su plan fue algo... Bobo, en realidad, imposible que cayéramos los dos.
-¡Solo...- Intento sentarme y hago una mueca por el dolor- vigila!- Conseguí sentarme pero ponerme de pie, será un gran problema... Si suelto mi brazo derecho, me dolerá como el demonio, pero no me puedo levantar sin las dos manos, me caeré por culpa del suelo fangoso.
Suelto mi brazo bruscamente y eso consigue sacarme un gruñido. Con ayuda de una pared me pongo de pie.
No veo nada, no puedo ver nada.
Presiono nuevamente mi brazo derecho contra mi cuerpo y percibo el desagradable sabor a barro en mi boca (No me pregunten como sé a que sabe el barro) combinado algo más.
- ¡Gordon!
- ¡¿Qué?!
- ¡¿Trajiste una linterna?!
- ¡Si!- Contesto
- ¡Lánzala! - Casi al instante escucho el ''Plock'' y camino hacia el lugar del que provino el sonido, me inclino un poco y la busco en el barro. Toco el mango y la tomo.
La enciendo y miró con horror a mí alrededor.
Huesos, pedazos de piel pudriéndose, sangre seca en las paredes.
Me dan arcadas y, si tuviese algo en mi estomago, lo hubiese expulsado.
Empiezo a echarme hacia atrás, horrorizado, y mi hombro derecho choca contra algo. Grito por el dolor.
- ¡Matthew!
- ¡Estoy bien!- contesto.
- ¡¿Te has asustado?!- Empezó a burlarse Gordon.
Tome aire y me provoco otra arcada por ello.
- ¡SI!- Admito y él no contesta.
Me giro para ver con lo que choque y veo una tabla de madera clavada en la pared. 
- ¿Pero qué..?- Murmuro y al cambiar mi peso de un pie a otro, he conseguido perder el equilibrio.
Pero, antes de caer al suelo, con mi mano izquierda me agarro de la tabla y me estabilizo ignorando el dolor. La tabla hace un ''Crack'' y unas velas que no había visto antes se encienden, todas a la vez, dejándome ver así los dibujos en las paredes, unos dibujos apenas distinguibles y algo primitivos...
Miro a mi alrededor sorprendido. Pero lo que capta inmediatamente mi atención es la palabra ''AMON'' En una pared escrito en grandes letras con sangre. Me acerco y miro la palabra con detenimiento. Luego miro las paredes, tienen escritos, supongo que para explicar los dibujos que apenas son visibles por el paso de los años y la sangre.
- Amon- Murmuro, mi corazón responde con un latido extraño y siento calor, mucho calor. 
No entiendo, no entiendo... 
Miro los dibujos y las palabras a sus lados... Y las comprendo, se lo que dicen, lo sé porque están en español ¿Pero como?
Sin hacerme más preguntas, empiezo a caminar mirando a las paredes para leer todo lo que esta escrito en ellas.
''Dolor'', ''Muerte'', ''Sufrimiento'', ''Tortura'', ''Demonio'', ''Prisión'' pero el más largo de todos dice esto
-''He aquí la prueba de que NO PUEDEN CONMIGO, nadie me aprisiona... Pero inténtenlo otra vez, los invito, matare a cualquier cuerpo en el que me encierren''- Leí en voz alta y siento como si por dentro, estuviese ardiendo en fuego, como si tuviese ahí al propio infierno... Y mi brazo arde, mi brazo marcado. Empiezo a sofocarme, mi respiración se entrecorta. Algo me desgarra, sangro internamente. Caigo de rodillas en el suelo teniendo una especie de ataque de asma, luchando por conseguir aire.
- ¡Gordon!- Grito, no se de donde he sacado la fuerza.
- ¡¿Que?!
- ¡¡¡Sácame de aquí!!!- Jadeo.
No se como, logre pasar por ese agujero para salir de bajo tierra. Me desplomo en el suelo mirando al cielo y gimo, busco aire desesperadamente.
- ¡¿Que te paso?!- me pregunta Gordon desesperado.
- Mi hombro, me lo disloque-Conteste.
- ¡¿Por qué demonios me dijiste que no te paso nada?!- Gruño arrodillándose a mi lado.
Abrí la boca para responder.
- No hables, voy a reubicarte el hombro- Tomo mi muñeca y subió mi brazo noventa grados, luego lo doblo hacia adentro y lo dejo descansando en mi abdomen un momento, formando una ''L''
- Gordon ¿sabes como hacer esto?- Me silencio poniéndome un trozo de tela en la boca y doblo mi brazo hacia afuera velozmente, luego empujo hacia arriba y yo, para reprimir un grito, con mis dientes el trozo de tela, cierro los ojos sintiendo un dolor agudo que hace que vea estrellas y gruña, ya que no puedo gritar. Deja descansar mi brazo en el suelo.
- Tengo que repetir el proceso, aun no esta bien ubicado en la articulación- Informo Gordon y repitió todo lo que hizo antes, solo que esta vez sentí como si me clavasen un cuchillo y luego, nada. 
Con mi mano izquierda quito la tela de mi boca y puedo ver que es una camisa enrollada. La dejo a un lado.
Me paso una mano por el rostro para comprobar que esta húmedo por el sudor y sucio por el barro.
- ¿Como sabes...?- pregunto.
- Me he dislocado el hombro antes, aprendó observando- Respondió velozmente y luego tomo aire- ¡¿Que había allá abajo!?- Preguntó y se lo conté todo.- ¡¿Ves?! ¡¡Te lo dije, no tomes el papel que encuentras en medio del bosque pero noooo, nadie me escucha!!- Exclama.
- Deja de gritar, aturdes- Suspiro.
El se calla y como niño pequeño, se cruza de brazos y me da la espalda.
Yo miro a mi izquierda, en sentido contrario a donde esta Gordon. 
Veo a la sombra, solo esta ahí, de pie, observando. Ya verá, me vengaré por esto que me acaba de hacer.
Poco a poco, empiezo a ver todo borroso y sin quererlo, me duermo
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:13 pm

Cap XIV

Me desperté con un grito de agonía y los dedos doblados como para ahorcar a alguien, sin aire en los pulmones, asfixiándome.
-¿¡Que?!- Pregunto Gordon alterado despertándose.
-Mi…-Intente tomar aire, esto es como un ataque de asma- Brazo-Lo señale.
Mi brazo me quema, arde como si te echases limón en una herida y no es solo mi brazo, es mi sangre.
Siento como si algo me tomase de los hombros y me mantuviese pegado al suelo mientras que mi pecho sube, como si el corazón se me quisiese salir. Grite otra vez, ni idea de donde conseguí el aire suficiente.
La palabra morir ha cruzado por mi mente, quiero que este dolor se vaya.
Sin pensar, con mi otra mano, tomo la manga de la chaqueta que cubre mi marca y de un tirón la arranco, dejando así mi brazo expuesto al frío. Pero en lugar de calmar el fuego que recorre mi brazo, lo empeoro.
Repentinamente, la marca tomo relieve, lo veo con mis propios ojos… Tal como en mi sueño… Las espinas se hundieron en mi brazo y grite, solloce temblorosamente e intente quitar las espinas desesperadamente. Sentí mi sangre, sale como finos hilillos negros, pues sin luz se ve así. 
Mis manos manchadas se resbalaban y…Una espina desapareció, sencillamente, como si nunca hubiera estado ahí, se fue aclarando hasta ya no estar. La marca volvió a ser lo que era… Una marca… Y el dolor acabo. Caí inconsciente.

-Amon- Escuche que me llamaban- Matthew, Matthew- Abrí los ojos de golpe y tome una gran bocanada de aire.
- ¿Qué…?- En seguida me llevo una mano a la frente, mareado.
- No… No tengo idea, gritabas y te revolvías y parecía una película de terror, lo cual, por cierto, fue genial… y…y…-Señalo mi marca.
-Seis espinas- Murmure- Menos tiempo- Agregue, recordando lo que me había dicho Nina.
Quede tendido en el suelo mirando al cielo cubierto de nubarrones grises y pude ver mi aliento, hace frío.
- Entonces ¿Piensas explicarme?-Inquirió Gordon.
- Te lo explicaría… Pero no tengo idea de lo que sucedió- Admití, pensando.
No hay heridas ni el menor rastro de lo ocurrido… Ni siquiera el suelo esta manchado de sangre, ni mis manos. Pero es real. Normalmente intento convencerme de que todo lo extraño que me ha ocurrido a lo largo de mi vida es sencillamente producto de mi imaginación, huyendo por las salidas más fáciles como un cobarde. Y lo confieso, lo he hecho hasta el día de hoy… Pero ya no puedo huir.
-¿Qué hora es?-Pregunte.
-Las cuatro en punto.- Respondió Gordon
-Mmm… Pronto nos volveremos a encontrar con el grupo del tour
- Si… Al mediodía, pero calma, en breve nos ponemos en marcha- Note el esfuerzo de Gordon por evitar el tema de lo ocurrido con la marca.
Mire a mi derecha, a los pinos amarillos y… Ahí esta, la sombra, sigilosa, burlona. Me hace hervir la sangre, ella lo sabe, sabe que no puedo ir tras ella porque soy un cobarde, y eso me enoja, pues ella me reta. Pero ¿Qué puedo hacer? ¿Decírselo a Gordon? ¿Para qué? Vamos piensen que haría él…Aja, ahí lo tienen, mejor no decirle nada. Mientras la sombra no se acerque, todo bien…Además, es imposible que la sombra se haya enterado de algo, siempre procuro hablar con un tono de voz bajo precisamente por esto, a excepción de cuando grito como si me estuvieran matando.
Ahora, la persona que se oculta bajo esa vestimenta negra es una mujer, lo tengo claro, le escuche hablar en la casa de Spearks… A no ser, claro, que sea otra sombra lo cual es muy poco probable ¿Cuántas sombras locas hay en el mundo?... Ummmm… Y… ¿Si es Leila? Podría ser…
Permanecí mirándola, un tiempo que me pareció eterno, pensando en quien podría ser, cada vez más convencido de que es Leila.
-Ten- Me lanzó Gordon una camisa a la cara lo cual me sobresalto- Cámbiate, estas lleno de… Lodo y sangre de algún muertito tal vez… Agh, sangre antigua- Empezó- Imagínatelo, la sangre se pone toda espesa y…
- ¡Caaalla!- Pedí sentándome- Pásame la botella de agua que esta en mi mochila- Dije y el me la lanzo, la ataje y la abrí. Bebí un poco y luego me puse de pie.
Vacíe la mitad de la botella en mi cara, quitándome la mugre de ella. Luego me limpie las manos y el agua se acabo.
- Si, Matthew, quedaste muy limpio- Se burlo Gordon.
- Verás, esto es una camisa manga larga por lo que brazos y el torso no me preocupan, menos piernas y pies… Solo manos y cara.
- Y tu cabello…
- No puedo hacer mucho, Gordon- Digo quitándome la chaqueta y luego la camisa la cual se ha adherido a mi piel. Me pongo la camisa manga larga y ya estoy tiritando por el frío.
- Tus pantalones- Me los dio.
Lleve las manos al botón de mi pantalón y… Luego mire hacia donde estaba la sombra, sigue ahí. Enrojecí notoriamente.
-Acabo de… ya regreso, tengo que ver algo- Dijo Gordon y se retiro antes de que pudiese detenerlo. ¿Qué acaba de hacer? ¿Por qué demonios se fue?
La sombra sigue ahí y yo me quede quieto.
-Bueno, no están tan sucios.- Murmuro mirando los pantalones que llevo.
Rasgue los otros pantalones fácilmente, como si se tratase de papel.
Regreso Gordon.
- Mira, no me había dado cuenta- Dije mostrándole un trozo asimétrico del pantalón y guardándolo en la mochila. Gordon me miro, sin creerme, pero no dijo nada…- ¿Qué paso?- Pregunte echándome la mochila al hombro y… Me provoque una mueca de dolor.
- ¿Qué paso con esa cara de perro regañado?- me pregunto Gordon burlón.
- Mi hombro ha quedado inútil- Gruñí solo colgándome la mochila de un hombro, el bueno.-¿Qué fuiste a ver?
- Nada, vi algo brillar por allá pero fue mi imaginación- Le quito importancia.
-Mmmm- Imposible que sea la sombra, ella estaba aquí ¿no?
- ¿Qué te pasa a ti? ¿Por qué rompiste el pantalón?
- Porque…Me dio un ataque, sí, eso.
- ¿Ataque? ¿Qué pasa contigo?- Inquirió.
-Nada solo que no ando de un humor ‘’Saltando por el campo’’- Lo ultimo lo dije con voz aguda.
- Ajam…Loco-Le di un codazo.
-¿la Iglesia esta lejos?-Pregunte
-No, solo hay que esperar a que lo árboles vuelvan a verse más rojos que amarillos y ya esta- Contesto
-Bien- Dije.
Caminamos un rato en completo silencio, ya sin sentirme enfermo, agudizando el oído buscando captar el sonido de algún movimiento de la sombra… Imposible… Pero la he visto por el rabillo del ojo a veces.
Gordon y yo nos la pasamos todo el camino haciendo bromas tontas como ‘’¿Qué le dijo un océano a otro? no te maaarches’’ Y riéndonos por lo malo del chiste. Dándonos codazos, Gordon termino en el suelo una vez por un codazo mío y se vengo… Dos veces. Sobre todo hablamos de chatarrín… Su Ford Sierra el cual le compro a un tipo por ahí… Tenía muchas cosas que reparar y Gordon no se ha preocupado mucho por ello así que aun sigue igual que antes… a veces, se apaga en medio de la carretera. Sobre todo esta ese hedor a que algo se murió ahí que nunca desaparece,más las bolsas vacías de ruffles y doritos que deja Gordon.
Seis, Ocho y media, nueve… Y por fin los árboles se tornaron rojo ladrillo y el ambiente más enfermizo, más muerto y pesado. 
-Llegamos
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:14 pm

Cap XV

Algunas cenizas, escombros y ese olor peculiar… Las marcas de que aquí tuvo lugar un incendio hace tiempo. ¿Cómo sé que fue hace tiempo? Pues el olor es tenue y apenas hay cenizas, aquí debió de haber crecido otra vez el césped pero eso nunca lo sabré porque la tierra es solo de color marrón oscuro ahora.
El incendio acabo con la Iglesia, eso es obvio, la redujo a escombros y polvo, ni siquiera quedo la estructura, nada.
Tosí, una tos seca, el olor a que algo se ha quemado, por más suave que sea, me afecta un poco.
-Bien- Dijo Gordon guardando el mapa- Hemos perdido nuestro tiempo viniendo aquí, definitivamente una perdida de tiempo- Refunfuño dándose media vuelta- Busquemos al tour, yo trace aquí en el mapa la ruta que íbamos a recorrer… Si no m equivoco están por…
- Gordon, cállate- Pedí.
- ¡Ya me canse! Deja de mandarme a callar- Me amenazo con un puño, rodé los ojos y suspire.
- Ya estamos aquí ¿Qué tal si hay algo entre los escombros?- Inquirí.
-¿Qué?
-Vamos, podríamos encontrar algo, no perdemos nada con buscar…
-Repito ¿Qué?
- Bien, Gordon, es lo único que se me ocurre de momento ¿si?- Hice una pausa- Si a ti se te ocurre algo mejor… Escucho propuestas.
- Irnos
- Y eso sería haber venido a este lugar para nada- Le fruncí el ceño empezando a irritarme por su actitud tan terca e intolerable.
Él miro al cielo, debatiendo consigo mismo y luego me miro a mí.
-Buscaremos media hora como máximo, no pienso desperdiciar más mi tiempo- Condiciono. 
- Bien, me parece bien- Me encogí de hombros y camine hacia los escombros.
Tomo un pedazo de algo parecido a una piedra cubierta de tierra y hollín, la cual está en la cima de una pequeña montaña de otras parecidas a ella. Se nota que su antiguo color era blanco bajo toda esta suciedad se puede distinguir un poco. 
La dejo a un lado y sigo apartando escombros, así pasamos un tiempo, y no encontramos absolutamente nada… Bueno, encontré una cadena de metal, pequeña, como un trozo de las que se usan como collar pero que me resulta inquietantemente familiar, por eso, la guarde en un bolsillo. Y sí, pensé decírselo a Gordon, pero cuando abrí la boca me encontré algo receloso… No dije nada, es solo una cadena al fin y al cabo. 
Empezó a sonar una alarma, la del reloj de Gordon.
-¿Encontraste algo?- Pregunto.
-No- Mentí.
-Mmmmm..- Murmuro, temo que descubra que miento-Listo, he aquí mi hipótesis se convierte en teoría, perdida de tiempo- Anunció y yo, la verdad, no lo siento así
-Sí, oh, salve al sabio Gordon- Me miro con ojos llenos de enojo y fastidio, yo le regrese la mirada, impasible.
Me eche la mochila al hombro sano.
-¿A dónde vamos?-Pregunte
-Sígueme
Y empezamos a caminar otra vez, pero ahora con Gordon refunfuñando, bufando y quejándose. Yo permanezco callado, tranquilo, sin prestarle atención. Observe a la sombra, la observe y no aparte mi mirada sino hasta que escuche voces.
- El tour- Dije en voz alta y perdí de vista a la sombra.
En seguida Gordon se callo, su rostro se ilumino, y sonrió, seguro la razón de este cambio es Leila.
Lentamente y con discreción nos unimos al grupo, como si nada, hablando de algo naturalmente, fingiendo que éramos los más rezagados.
-Sí, sí, esto ha sido increíble- Dije.
- De acuerdo- Contesto Gordon.
Miro alrededor y puedo ver a personas algo mareadas, viendo su medidor de radiación… ¿Quién los manda a escoger el tour más largo? Esto lo avisan antes de que pidas venir. Acabo de acordarme de algo y busco al instante a Leila con la mirada… Allí está, lo que descarta mi idea de la sombra. Fruncí el ceño, entonces ¿Quién es?
-¿Dónde estaban ustedes?- Pregunto Leila, girándose de repente, mirando a Gordon con una mezcla de nervios, preocupación, curiosidad y enojo…Pero creo que solo pluralizo la pregunta por cortesía ¿Qué le importa a ella donde estaba yo? ¿No?
- Aquí, siempre con el grupo- Sonrió Gordon, una sonrisa enigmática que en seguida paso a seductora- ¿Por qué? ¿Te preocupaste por mí? ¿Eh?- Pregunto y como esta conversación me importa muy poco y Gordon se las puede arreglar solo con el interrogatorio, decido adelantarme.
Otra vez mi mente se hizo impermeable a las palabras del guía ‘’¡Que aventura tan emocionante! ¿Cierto?’’, o cosas por el estilo es lo que dice el ya nombrado, pero puras tonterías que ni vale la pena señalar… 
Escucho las tenues conversaciones de los demás y me doy cuenta de algo, por primera vez en estos días me relaje, no me había relajado desde que me sentí mal la mañana antes de venir… Pero ahora disfruto más del caminar, solo del caminar, del simple hecho de hacer algo; miro el paisaje muerto pero con colores vivos y aspiro el pesado aire como si se tratase de lo más puro. No me siento observado y soy capaz de decir que vuelvo a ser yo mismo, el Matthew menos amargado.
Siento una mano en el hombro que me hace salir de mi ensueño, logra que de un respingo.
-Matthe… ¿Te asuste?- Rió Gordon.
- Claro, ¿A quien no asusta el simple hecho de verte?
Me gruño algo que no entendí.
- En fin… ¿Cómo esta tu brazo?
-Bien, no me ha…
- ¿Has visto a Leila?- Y me di cuenta de que me vino a preguntar realmente en ese momento. Puse los ojos en blanco.
- No- Conteste.-¿No estaba hablando contigo?
-Eso hace su tiempo, ella se enojo porque no quise contestar a su interrogatorio detectivesco, se adelanto y la he perdido de vista…- Comento mirando entre la gente.
-Seguro te anda evitando, yo lo haría de no ser porque ya llevo años conociéndote- Me encogí de hombros, algo burlón.
- Ja, ja, a mi nadie me evita- Se paso una mano por el cabello.
-Ya, ella anda por ahí, no te preocupes.- Metí las manos en los bolsillos de mi sucio pantalón. 
- Sí, veo que te importa muy poco, me voy a seguir buscándola- Dijo y se perdió entre grupos de turistas.
Ladee la cabeza. Tal vez actué indiferente pero me parece extraño que Gordon no la haya encontrado, conociéndolo lo último a lo que recurriría es a preguntar. Y lo más raro aun, que le haya perdido de vista…
Tropecé y casi caigo, otra vez… Así, sin darme cuenta, llegamos a Pripyat. 
Noto algunos suspiros por parte de algunos compañeros del. 
A pesar de que es un pueblo fantasma y del aspecto siniestro que tiene, a la gente como esta, acostumbradas a la ciudad y que pensaban que esto sería divertido, les alivia ver una casa, así sea en estas condiciones, después de tanto tiempo en el bosque. Encima, apuesto lo que sea a que no confiaban lo suficiente en la inteligencia del guía para traernos de regreso.
Empezaron a caminar y yo, que soy el más rezagado, me dispongo a dar un paso cuando escucho un extraño siseo que me hace girar de golpe… Es la sombra, esta ahí, entre los árboles y… Tiene una hoja… ¡La hoja con todas las marcas! La que conseguí en el aula del profesor Spake. Me la enseño, retándome, burlándose y se fue corriendo.
Esta vez encendió una furia descomunal en mí, que no pude controlar y en contra de toda prudencia, o sentimiento de miedo, o razón, o cordura… Echo a correr tras ella. Que, seguramente, es lo que quiere.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:15 pm

Cap XVI

La sombra no se sorprende en cuanto me ve echar a correr hacia ella, de hecho, se queda ahí de pie y justo cuando estoy a poca distancia… Sale ella disparada como una bala corriendo entre los árboles, adentrándose en lo más profundo del bosque… Y yo le sigo, sabiendo que esto tal vez sea lo más insensato que he hecho, es de lógica que ella estaba esperando esto pero hay algo que me dice ‘‘No te detengas, síguela’’. 
Corro apartando ramas, esquivando pinos, saltando desnivelaciones del terreno… Corro a una velocidad que a mi me parece mayor que la normal, pero eso no significa que pueda alcanzarla, sigue siendo más rápida que yo.
Tengo la vista fija en la chica que corre delante, no esta vestida de negro, su cabello es negro sí, pero trae una chaqueta caramelo, unos jeans azul pálido y unas botas del mismo color de la chaqueta… Es Leila, yo lo sabía, ya estaba prácticamente seguro, pero me despistaban ciertas cosas... A pesar de que la he distinguido, y ella ya lo sabe porque giro un momento a verme en el que juraría que sus ojos no… Olvídenlo… Sigo corriendo. 
Las hojas rojas a mí alrededor apenas las distingo, se ven difusas… Pero puedo ver como cambian de rojo ladrillo a amarillo ¿A que velocidad estoy corriendo? ¿Por qué rayos aun no estoy cansado si yo soy de los que corren un poco y luego necesita acostarse en el suelo a recuperar el aire?
Pues en seguida, como respondiendo a mis preguntas, llego el jadeo y el sudor.
Me estoy cansando y Leila parece que puede seguir corriendo hasta llegar a atravesar por completo el bosque…
Repentinamente se detuvo, como si no hubiese estado corriendo en ningún momento sino parada en medio del bosque frente a un… ¿Un lago?
-¡Cuida…!- Comienzo a advertir pero antes de que pueda detenerme, choco contra ella con tal fuerza que ambos caemos al agua helada.
Afortunadamente contuve la respiración antes de sumergirme. En cuanto me recupere de haber caído de tal forma, nade hacia la superficie sin problemas… Bueno, si no contamos lo fría que está el agua como un inconveniente. Salgo, tomo una bocanada de aire y busco a Leila con la mirada, no pienso dejar que se escape.
Pero no la veo. No es posible que en tan poco tiempo haya podido nadar a la orilla y seguir corriendo ¿no?... Y si… ¿Y si no sabe nadar?
Vacilo pero termino volviendo a sumergirme pero esta vez con los ojos abiertos. El lago es de un color azul intenso, oscuro, no como cuando estas en una piscina que debido al color claro de la cerámica se ve todo con mayor claridad… No se ve nítido, siempre se ven las cosas confusas pero es mejor eso a estar en la oscuridad, donde nada es claro y te estas congelando ¿no? 
Afortunadamente, distingo la mano de Leila, la tomo, quizás con más fuerza de la necesaria, y vuelvo a nadar hacia arriba. Al salir, me castañean los dientes y estoy temblando, pero igual nado hasta la tierra otra vez donde dejo a Leila, la cual esta inconsciente y me tiro a su lado.
Pero no me dejo descansar por más que mi cuerpo me grite que lo necesita. Me arrodillo al lado de Leila y presiono su plexo solar rítmicamente… Sus labios están prácticamente azules, su piel fría al tacto y de un color blanco.
- Leila-La llamo inútilmente, realmente preocupado y desesperado.
Mi alivio llega cuando comienza a toser… Pero actuó rápido y la tomo de las muñecas, presiono sus manos contra el suelo y pongo mis rodillas en el suelo a sus costados. De forma que sí, estoy sobre ella pero no quiero que los de las mente cochinas piensen mal.
Ella termina de toser y toma una bocanada de aire, después de esto abre sus ojos y me mira, con apariencia confundida y perdida.
-Hola- La saludo, ahora que la preocupación y el desespero no están más, la ira vulva a aparecer.
Leila me ve y abre mucho los ojos, cayendo en cuenta en la situación que se encuentra. Empieza a intentar liberar sus manos.
- ¡Suéltame!- Exige, con un tono capaz de amedrentar a cualquiera… Sin embargo, en este tiempo me he acostumbrado a ese tonito. Lo usa muy seguido conmigo.
- No- Contesto. 
O yo soy un debilucho o ella sí que tiene fuerza porque necesito de presionar más sus manos contra la tierra… Con una cantidad de fuerza que no usaría contra una chica.
- ¡Quítate de encima, maldición, quítate!- Empieza a soltar un montón de palabrotas y a maldecir.
- No me voy a quitar si no me respondes a la preguntas que tengo para hacerte, las cuales, déjame decirte, no son pocas.- Eso consigue que me llame de una forma no muy halagadora. 
- ¡Ni lo sueñes!- Ladra.
- Leila, ya los del tour se fueron, si gritas así solo te faltara el aire- Comento como si tal cosa.
Ella mira hacia su lado derecho, como decidiendo lo que va a hacer pero cuando ve el lago, palidece aun más y sus dientes que antes no castañeaban por el frío –Como ahora los míos- empezaron a hacerlo… Pero tal vez no por frío. 
- ¿Le tienes miedo al agua?- Pregunto, algo sorprendido. Ella guarda silencio. Por eso se detuvo de forma tan repentina al ver el lago ¿no?.
Esto hace que se me ocurra una idea, lo que haré será cruel, pero no veo otra forma de hacerla hablar.
Me pongo de pie, ella no se da cuenta, sigue con la mirada perdida en el agua respirando con dificultad y apretando la mandíbula. Aprovechando esto, la tomo en brazos y ella parpadea varias veces saliendo de su ensimismamiento y cuando se da cuenta de que empiezo a caminar hacia el lago… 
-¡MATTHEW!- Grita aterrorizada revolviéndose, no la suelto.
Me detengo.
- ¿Vas a hablar?
Respira jadeante.
- NO
Sigo avanzando y esto logra quebrarla.
- Voy a hablar, voy a hablar, no me acerques más- Solloza.- Por favor Matthew, por favor.- Está llorando y eso me hace sentir… Increíblemente mal. 
Sin embargo, doy otro paso y eso me sorprende 
‘’Para’’ Me digo y sin embargo me acerco un paso más.
- Soy como tu- Dice Leila, ahora me mira con semblante serio y su iris en lugar de ser azul claro, cambian a uno muy oscuro, o tal vez es mi imaginación, definitivamente estoy enloqueciendo.- Para, Amon, no m gusta el agua- Su voz cambia de ser temblorosa a ser una aterciopelada, como un ronroneo, seductora. La miro.
- No me tientes, Asmodeo- Digo sin decirlo yo realmente, con una voz más grave, peligrosa.
Me siento encerrado. ‘’¡¿Qué demonios?!’’ intento decir pero nada.
- Estas débil ¿No es así?- Susurra la Leila sin voz de Leila.
- ¿De que hablas?- Esta vez, si soy yo quien pregunta, consigo que mi voz salga.
- Af, que aburrido, Amon- Ríe Leila- Irte así es descortés… En fin, ya hablaremos luego- Y Leila queda inconsciente… Pero ella no es la única. Pongo los ojos en blanco y mis piernas no aguantan, caigo, aunque antes de sentir como mi cuerpo chocar contra el suelo, pierdo por completo el sentido.

Me despierto… Me siento de golpe y miro alrededor, de repente recuerdo donde estoy como de golpe. Miro a Leila, aun está a mi lado inconsciente, se mueve incomoda.
Estoy temblando. Hace frío pero Leila está ahí, solo moviéndose un poco, sin dar muestras de estar congelándose.
Me quito la mochila de los hombros, buscando algo con que encender fuego… Algo que sirva después de mojarse, porque caí al agua con mochila y todo. No encuentro nada.
Suspiro y veo el vaho salir de mi boca. Necesito alguna fuente de calor o en serio terminaré congelado… me pongo de pie. ¿Qué otra cosa? Una rama de un árbol… Pero esas ramas son demasiado fuertes como para arrancarla con las manos…
- Matthew- Escucho a Leila a mis espaldas, me giro, tenso, decidido a perseguirla… Pero ella está ahí, de pie, sin destilar agua… De hecho, no esta mojada y yo tampoco ¿Cuánto tiempo pasamos inconscientes?
Se acerca a mí y se lleva una mano a la cintura… Me extiende un cuchillo. Doy un paso atrás, sorprendido.

- Para que cortes las ramas- No lo tomo, desconfio- No voy a correr, no quiero matarte, los dos estamos perdidos…
- ¿Perdidos? ¿Es que no sabias a donde corrías? Pues muy lista.
- Más listo tu que me seguiste.
- Al fin y al cabo era los que querías ¿no? Así que hacia algún lado tenías planeado correr.
- Sí, tenía un mapa hasta que alguien choco conmigo y me hizo caer al lago, donde se mojo todo y se rompió.
- Yo no fui quien se quedo paralizado al ver el agua- Bufo.
Ella queda en silencio.
- Si queremos salir de aquí nos necesitamos ¿Comprendes?- Lo dice de mala gana, entre dientes.
Me le quedo mirando y sé que ella no diría que necesita de mí si no fuese en serio.
Tomo el cuchillo.
- Comprendo.- Digo y ambos nos fuimos, cada uno por su lado, a buscar algunas ramas que cortar. Miro el cuchillo y noto que no es un cuchillo cualquiera… Su hoja es caliente al tacto en lugar de fría y el mango está hecho con un material extraño… Bueno, no importa.

Nos reencontramos en el mismo punto, noto en su mirada que siente la misma desconfianza que yo. Ella no pensaba que yo volvería y yo no pensaba que ella lo haría. Así que nos hemos sorprendido ambos.
Ponemos las ramas en un mismo punto, formando así un montón algo grande.
Leila extiende una mano.
- Mi cuchillo- Se lo entrego.
- ¿Y? ¿Cómo piensas encender fuego?- pregunto, curioso.
- Con piedras ¿Nunca lo has visto en la TV?- Me pregunto sacando de su mochila dos piedras.
- Claro, trae dos piedras de esas para encender fuego pero no un yesquero-Murmuro.
- Me llevo mejor con las piedras… -Susurra chocando las ya nombradas.
- Claaaaro- Miro hacia otro lado para evitar hacer cualquier otro comentario.
- No hagas que te lance una- Me amenaza, y sí, creo que es capaz…
Me quedo en silencio hasta que por fin ella logra encender el fuego.
Carraspeo.
-Leila, sobre lo del agua…- Ella cierra los ojos.
- Cállate- Me silencio.- No me importa, al menos sé que al final no eras tu…- ¿Qué al final…? Y recuerdo lo ocurrido, cuando sentí que no podía controlarme.
- ¿Cómo…?
- Responderé a todo lo que me preguntes… Siempre que pueda.
- ¿Siempre que puedas?- 
No contesta, así que le veo. Miro como sus pestañas proyectan sombras en sus pómulos, ella mira la fogata intensamente, como cautivada. Sigo su mirada y…pronto me doy cuenta que yo también me he quedado embobado mirando la danza de las llamas… Intento apartar la mirada, el fuego no me gusta pero a la vez me encanta; no me gusta por una experiencia que siempre he querido olvidar pero sin embargo… Es como si…
Leila levanta la vista y me mira.
- No puedo decírtelo todo… Solo lo básico.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:16 pm

Cap XVII

-Cuando termine de explicar- Dice Leila mientras yo me siento en el suelo, al lado de ella- Quiero me digas todo lo que sabes del tema…- Me mira.- ¿De acuerdo?
- De acuerdo… Aunque puede que mi información sea muy…- Busco la palabra adecuada- Poca.
- No importa, quiero saberlo.- Suspira mirando nuevamente al fuego.
- ¿Por qué quieres saberlo?- Pregunto
- Nunca hemos… No podíamos...-Frunce el ceño como intentando explicarlo bien pero haciéndosele imposible- Yo no puedo contestarte esto, Matthew, es algo… Complicado ¿Comprendes?
- No soy un niño, Leila.
- Un niño es más inteligente que tú, hablo lento para que darle tiempo a tu cerebro de procesarlo.
- ¡Yo…! ¡Mira que…!
- ¿Ahora es cuando dices que no te gusta el kiwi?- Me quedo callado y siento como me sonrojo levemente.
Silencio…
- Bueno, ya puedes preguntar- Me mira, como esperando que estalle en un repentino ataque de pregunta tras pregunta… Y la verdad, quiero hacerlo, pero tomo aire.
¿Qué pregunta hacerle primero? 
Paso la mirada por los árboles y ahora es que me doy cuenta de algo. Los árboles son verdes, los pinos son verdes… ya sé lo que pensarán ‘’Oh, que gran descubrimiento Matt, los pinos son verdes y el sol brilla ¿Quieres centrarte ya en lo importante?’’ Bueno, recuerdo que estamos en el bosque rojo y ahora lo árboles son verdes ¿Cuánto corrimos? ¿Cómo es posible haber corrido tanto? Juro que antes de dormirme los árboles eran amarillos.
- ¿No sabes que preguntar?-Inquiere Leila trayéndome nuevamente a la realidad, decido no expresar mi preocupación, esto no es lo más raro que ha pasado en estos días.
- No- Contesto, distraído, dejando de ver los árboles y ahora viéndole a ella.
- Comencemos por el principio- Me sonríe y no puedo evitar sorprenderme ¡¿Desde cuando me sonríe Leila Callaway?!- ¿Pasa algo malo?- Pregunta.
- No…Es que… Nada…
- Como… ¿Cómo comenzar?- Se pregunta a sí misma y después de un corto tiempo, por fin habla- En Chernobyl, hace años, en el siglo XVIII- Inicia- Había una secta, con el nombre del pueblo, Chernobyl. Esta secta llego de la nada y se estableció en este bosque… - Hace un gesto vago con las manos como señalando todo lo que vemos y lo que no podemos, o así lo entiendo yo.-Empezaron a construir monasterios, unos que aun en día se ven, pero hay otros que están en lo más profundo del bosque y que hoy en día, aunque los encuentren, es imposible saber que es de ellos… -Hace una pausa- La secta anunciaba la llegada del anticristo y el fin del mundo- Me estremezco, ella ríe- Matthew, esa era su cara bonita, la cara que ellos daban; la de una secta loca más, que anunciaba boberías que nunca llegarían.- Su cara bonita…- La cara que se ocultaba tras esa mascara era y es, verdaderamente, mucho peor. Ellos sí que creen en la llegada del anticristo- ¿Esta hablando en presente?- Pero es una llegada que ellos deciden no esperar… Así que buscan un plan con el que lograr traerlo al mundo ¿Cuál es el fin de traerlo? ¿Destruir al mundo? Lo ignoramos- ¿¡Ignoramos?!- ¿Cómo llegaron a este plan que te voy a contar?... También es algo que desconocemos.
- Pausa- Interrumpo- ¿Por qué hablas en presente y en plural? 
- Presente porque la secta todavía existe, Matthew, plural por… ¿Quisieras esperar a que termine de contar la historia?- Hace la pregunta en un tono algo exasperado.
- Lo siento, continua - Murmuro.
- El plan era… Traer al mundo a los demonios de los siete pecados capitales. ¿Cómo hacerlo? Traerlos en su forma natural era no poder controlarlos, era demasiado peligroso hasta para la propia secta, necesitaban otro método. Hay cosas, como te dije ya, que no sabemos... Como la forma en que llegaron a esta conclusión. Encerrar a los demonios.
- ¿Encerrarlos?- Leila asiente.
- Primero intentaron encerrarlos en un cuerpo animal, imposible, no resistían. Luego, con personas- Trago sonoramente, Leila mira al fuego, algo sombría- Secuestraban adultos y los hacían pasar por el ritual (No preguntes cual es el ritual, no lo sé), en un principio todo pareció ir bien, con el primer intento… Belfegor, el demonio de la pereza, no ocurrió nada, el hombre parecía normal hasta que… Murió, sencillamente murió, de la noche a la mañana y Belfegor regreso al infierno de donde vino, eso ocurre cuando el cuerpo en el que habitan muere.- Tiemblo ligeramente, no por miedo, ni por frío, por horror- No entendían que pasaba, así que necesitaron de una segunda prueba, decidieron intentar con Amon…- Leila se ríe sin gracia, con tristeza- Este actuó inmediatamente, no como Belfegor, el hombre que aprisionaba a Amon se puso de pie y empezó a sangrar por la nariz, la boca y los oídos. Amon prácticamente se lo comió por dentro, se comió su alma y sus orga…
- Entiendo la idea- Digo enseguida.
- Los otros no eran como Amon… Bueno, jamás lo intentaron con Lucifer pero… Los otros cinco no hacían nada comparado con lo que hacia Amon. A Amon le gustaba dejar en claro quien era él y como le enfurecía pero a la vez divertía que intentaran aprisionarlo… Finalmente, terminaron encerrando a los intentos de Amon bajo tierra, junto con los cadáveres de los otros intentos fallidos…
- Para- Suplico, recordando ahora cuando caí bajo tierra y me disloque el hombro, el mensaje escrito en las paredes, los encerraban ahí vivos- Leila esto es…
- Entiendo, entiendo porque yo reaccione igual que tu, pero tienes que seguir escuchando.- Noto que así como yo no quiero escuchar más, ella no quiere seguir hablando- Por fin comprendieron que estaba mal… El alma de los adultos, es un alma desarrollada- Le miro, interrogativo- En nosotros siempre hay una parte buena y una mala, aumenta o disminuye según las acciones que se realicen. El alma de una persona adulta ya esta bien definida… Si era muy buena, el demonio empezaba a corroerlo hasta conseguir hacerla completamente negra, por lo tanto, de su pertenencia. Si era ya más mala que buena… Las cosas eran aun más fáciles- ¿Cuántas veces tuvieron que experimentar para llegar a este resultado?- Así que la respuesta estaba clara, niños.- No puedo más, me pongo de pie y me alejo de Leila como si ella representase la secta. Ella me mira, fijamente pidiéndome disculpas con la mirada, y sigue hablando,- Los niños tienen un alma neutra, o es así hasta los tres años de edad, es una hoja en blanco en la que cualquier cosa se puede escribir, Matthew- Estoy a punto de callarla o taparme los oídos, pero sigo escuchando- Esto facilitaba el asunto, secuestrar a niños de tal edad era más que fácil, aprovechaban cualquier descuido; luego les hacían olvidar todo lo ocurrido tanto a los padres como a los niños (Esto es algo que tampoco sé como hacen) y regresaban al niño a su vida normal… La única diferencia que traían estos niños, era una marca, un reloj en la piel.- Me llevo una mano a mi brazo con brusquedad.- Les llevo años descubrir este método, y pasaron los conocimientos a sus hijos y así sucesivamente, siempre uniéndose nuevos miembros… Para mantener la secta viva hasta hoy. 
- Leila, ya, por favor, dime que no hay más.- Realmente, hasta aquí es mi límite. 
- Los niños viven de forma normal, hasta que su conteo comienza, la marca… Un tallo con siete espinas… 
>>El niño tiene un sueño, en el que la marca brilla, duele, y sangra, en el que las espinas se clavan en la piel. Eso indica que el demonio ya esta casi preparado. ¿Preparado para qué? Para tomar el control.- Leila se pone de pie y camina hacia mí- Con tomar el control me refiero a matar al humano dueño del cuerpo, no matarlo de forma física, sino que elimina su alma.
>>Año tras año, no hay un tiempo fijo en el cada marca desaparezca, para algunos es más rápido para otros es más lento- Me mantengo mirándole, hasta que se detiene frente a mi- una espina, dos espinas, tres, cuatro, cinco, seis… Siete… La persona muere, el demonio nace, nace fuera del infierno…
- Y yo soy uno de esos niños- Murmuro.
- Y tú eres uno de esos niños… Al igual que yo, Matthew- Contesta, en un susurro apenas audible.
- No hay forma…
- ¿De escapar? No, aun no la hay.- Me estremezo y miro al suelo, aun no asimilo nada, es imposible, es una historia ridícula.- Escúchame, Hams, dije AUN-Me pone una mano en el hombro- Así como está la secta, está la agencia… La agencia es lo contrario a la secta y se opone a esta idea. Se fundo un siglo después que la secta.
- Y aun no han conseguido hacer nada, más de cien años y…
- La secta es astuta Matt y no creas que no hemos logrado hacer nada. Si te cuento esta historia es porque sabemos bastante.- Bufa- Yo soy miembro de la secta… Y a la vez, soy como tú.-Levanto la mirada y la fijo en sus ojos, habla sinceramente o eso me parece.- Siéntate, por favor, es más cómodo para mi hablar sentada- Asiento, no entiendo, no sé que hacer ¿Grito? ¿Corro? ¿Pienso que esto es una broma? ¿Confío o desconfío?
Me siento y ella en frente.
Empieza a quitarse la bota.

- Cuando el conteo comienza, la secta o la agencia, depende de quien sea más rápido, contacta contigo. Yo tenía que mantenerte vigilado hasta que Byron pudiese hablar contigo de esto… Y aun hay cosas que yo no te puedo decir pero él sí- Se quita la media…- Mira- Señala su talón. La marca inicia en su tobillo y luego se pierde bajo el pantalón. Es prácticamente igual a la mía.- Soy como tu y quiero dejarte en claro algo, eres especial- ¿Especial? ¿Qué tener un demonio encerrado dentro que de un momento a otro me matara no me hace especial? ¿Qué otra cosa hay?- Mi conteo comenzó a los quince años, Matthew, y yo soy la que… ¿Cómo decirlo?... Inicio su conteo más grande referido a la edad, los otros marcados a los trece, diez años, ocho... Bueno, no soy, era. Tú lo comenzaste ahora a los dieciocho.
- ¿y eso es bueno o malo? 
- No lo sé, tal vez tus espinas desaparezcan más rápido que la de los demás… Yo, de momento, tengo cinco espinas- Dice volviéndose a poner la media- Segunda diferencia, a ti la secta nunca te tuvo vigilado… Antes del conteo, la secta vigila discretamente, a ti nunca.
Silencio. Nos quedamos en silencio absoluto con tan solo algunos crujidos por parte de la madera quemándose… 
-Entonces soy un demonio, moriré sí o sí…
- ¡NO!- Estalla Leila- Tu no eres un demonio, tu eres Matthew Hams ¿Entiendes? Encierras a un demonio pero él no eres tu… ¡Y sí vamos a conseguir una solución!- Me fulmina con la mirada- Odio cuando piensan así- Refunfuña.- Sí, el demonio se manifiesta de una forma u otra pero no somos el demonio…
- Lo siento- Me disculpo verdaderamente sorprendido por su reacción.- Pero ¿Qué quieres que piense?
- Ahora mismo ni tu sabes que pensar- Comenta ella como si tal cosa dando justo en el blanco.
Hace bastante tiempo que la noche había caído y yo ni cuenta me he dado.
- ¿Cuáles son los demonios?- Pregunto.
- Belcebú, gula; Belfegor, pereza; Leviatán, envidia; Mammon- Antes ese nombre empiezo a reírme entre dientes, Leila me frunce el ceño y me callo- la avaricia; tu encierras a Amon, la ira.
- ¿La ira? Leila yo… ¿La ira?
- Mira, como ya dije, el demonio se puede manifestar de una forma u otra; en la personalidad, en ciertos aspectos físicos o… Todo depende, no necesariamente tú tienes que ser propenso a la ira.- Explica- Yo soy Asmodeo, la lujuria, y eso no quiere decir que yo- Carraspea y se sonroja, mira a otra parte- Lo mío es apariencia- Murmura y el color rojo en su cara aumenta- Mejor no sigo hablando, que pongo peor las cosas para mí.
No puedo evitar reírme.
- No te rías, Matthew.
- Perdón- Me sigo riendo sin poder evitarlo.
-Ya, basta- Intenta sonar enojada, no le sale.
- Bueno, bueno ¿Qué pasó con la soberbia? 
- Ese es el que se nos ha hecho difícil… No reconocer el demonio, sino ubicar al marcado, sabemos donde están los demás menos ese…
- ¿Y ese es?
- Lucifer.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Lun Sep 09, 2013 9:19 pm

Cap XVIII

Por más que pregunto respecto a Lucifer, Leila no me dice más.
Decido desistir por el momento y me acuesto en el frío suelo. Ella me imita, pero tomando distancia lo que me parece bien... Esto no nos hace amigos ¿no?
- ¿Y el profesor Spearks?- Pregunto finalmente, para comprobar si ella sigue dormida.
- Mammon, avaricia; agencia…- Contesta con voz algo somnolienta aunque noto su respuesta algo forzada, como si se estuviese obligando a responder.
- Leila, no me refiero a eso- Niego- Él se suicido ¿Por qué no…? él…Después se… Apareció en mi casa…- Balbuceo.
- Matthew. No puede suicidarse, su cuerpo no puede morir ¿Entiendes? Lo que él hizo…
- ¿Me estas diciendo que somos inmortales? 
-Inmortales no, invulnerables… Y no del todo…- Se sienta y me mira, yo la miro aun acostado- Podemos herirnos, pero no a muerte- Explica- Está relacionado con el… 
- Demonio, sí, sí, entiendo eso… Pero aun no me queda del todo claro.
- Uummm… ¿Cómo te lo explico? Esto definitivamente no es lo mío.- Murmura- Mira… ¿No? ¡Agh!- Se pasa las manos por el cabello, le miro divertido- No me mires así…- Pide, frunciendo ligeramente el ceño.- Pues… si yo ahora mismo intentase degollarme con un cuchillo… No podría, tú tampoco, ninguno de nosotros podría.- Niega- Vamos a encontrarnos con un tipo de… Algo que nos detiene antes de llegar a un punto mortal… Sí podemos hundir el cuchillo, pero jamás lo suficiente para llegar a matarnos.
- Pero Spearks…
- Él se ahorco, sí, y tal vez su corazón se detuvo un tiempo pero no pudo morir, imposible- Contesta y luego toma una expresión sombría, también algo dolida- Pero eso tiene una consecuencia… Apresura el conteo…- Murmura.
- ¿Cómo?
- Las espinas empiezan a desaparecer con más velocidad. El suicidio es un pecado grave, Matthew, eso acelera el proceso- Explica sin ganas, como si le costase hablar.
- ¿Pero que razones tendría para…?
- ¡No lo sé!- Grita y luego se calma.- Lo siento, no quería gritar, no importa- Deja su mirada fija en algún punto.
Quedamos en un silencio incomodo.
Demasiada información que asimilar ¿No les parece? ¿Cómo se sentirían ustedes en mi situación? Yo, la verdad, ahora estoy muy…Confundido… Tal vez en la mañana el peso de todo lo que ahora sé me golpee como una mole. Sí, es lo más probable, así fue con la muerte de mis padres… Recuerdo que a los ocho años, cuando los vi… Cuando luche con uñas y dientes para que me dejasen verlos...
¿Saben? Es mejor no ver a la persona muerta, ni siquiera su ataúd cerrado pues todos los recuerdos de cuando estuvieron vivos parecen difuminarse y solo queda en tu mente aquella ultima imagen, aquella ultima vez que los viste… En fin, no es momento de recordar cosas que sucedieron hace diez años y me pongo una tanto (Bastante) dramático con el tema, además de que estoy divagando mucho.
-Lo siento- Espeta Leila, la miro parpadeando varias veces dejando a un lado mis pensamientos, se ve incomoda.
- ¿Eh?
- Que lo siento- Repite- Mira, Te trate así… Y te saque tanto de quicio porque… Era como una especie de misión.
- ¿Una misión? ¿Volverme loco?- Pregunto enarcando una ceja.
- Más loco no puedes estar, eso te lo aseguro- Asiente y se ríe de esa forma peculiar suya.- No, mira, tenía que enfadarte.
- Cumpliste tu misión con éxito.
- No… Es que quería ver si Amon…
- Ya, se expresaba en mi personalidad- Culmino.
- Exacto, tener una personalidad tan… - Busca la palabra adecuada- Iracunda. Sería muy peligroso.
- Humm…- Es lo único que contesto y luego ella vuelve a acostarse.
Quedamos en silencio.
Al fina termino dándole la espalda pensando esto: ‘‘Duérmete, duérmete, duérmete, cinco ovejas, duérmete, duérmete…’’ Lo que, realmente, no ayuda en nada.
- ¿Por qué nos seguías?- Inquiero finalmente.
- ¿Seguirlos?- Pregunta extrañada.
Dejo de darle la espalda y me giro para mirarla, ella también me mira.
-Sí, mientras investigábamos por aquí… Tu dejaste la nota ¿No es así?- Digo.
- ¿De que hablas?
- Mientras estábamos… Me seguías, nos seguías… Cuando nos separamos del grupo.- Ella sigue con mirada confundida.
- ¿A ti y a Gordon mientras investigaban?- Ella niega con la cabeza- Yo me quede con el grupo, no había necesidad de seguirlos, nosotros le dimos el mapa a Gordon… Bueno, nosotros no, nosotros nos encargamos de que Gordon consiguiera el mapa. Sabía a donde iban y que podían encontrar, sabía que regresarían y lo mío era hacerte correr por el bosque, al final de todo, hasta llegar a cierto punto en el que podría… Hacer algo- Dice dejándome ahora a mi confundido.
- ¿Y en la casa de Spearks?- Inquiero.
- ¿La casa…? Yo nunca estuve ahí después de que supuestamente murió.
- ¿Quién dijo que fue después de que murió?
- Matthew, sabemos todo de una secta secreta satánica y no vamos a saber cuando tu visitas la casa de uno de los nuestros ¿eh?
- Pero la sombra…
- ¿Qué sombra?- Abre mucho los ojos.
- Pues, verás…- Empiezo a explicarle todo lo sucedido con la sombra. Su expresión se vuelve cada vez más seria, pensativa, peligrosa…- Y pensé que eras tú.
- No era yo.
- Sí, eso ya lo sé- Asiento.
- Y déjame decirte, que, si es quien creo que es, hay que salir de aquí y rápido.
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Rigri el Mar Sep 10, 2013 4:50 am

wiii!! Amoon!! 8D voy a tener que leermela desde el principio por encima para recordar. Bueno, me la leeré entera por Gordon XD quiero recordar sus chistes XDD
avatar
Rigri

Mensajes : 3388
Fecha de inscripción : 27/07/2013
Edad : 21
Localización : El chat de la Rebelión :E

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Rigri el Mar Sep 10, 2013 4:55 am

jajajaj, Ucrania XD qué gracia me hace esa parte
Gordon: ¿Crees que no pensé en ello?
Matt:¿Piensas?
XDDDD
avatar
Rigri

Mensajes : 3388
Fecha de inscripción : 27/07/2013
Edad : 21
Localización : El chat de la Rebelión :E

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Mags.G el Mar Sep 10, 2013 6:21 pm

Jajajajja si, como amodoro a Gordon y a Matt, son el duo dinamico perfecto xD
avatar
Mags.G

Mensajes : 6239
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Localización : Me aburrí de vivir en Narnia; ahora soy una niña perdida del Pais de Nunca Jamás....yyo soy la lider, porque Peter Pan se fué y creció :/ Traidor

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Angie0518 el Miér Sep 11, 2013 2:18 am

Sí, lástima que Gordon no sale más sino hasta el finaaaaaal del libro xD
avatar
Angie0518

Mensajes : 11691
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 18
Localización : In Rika's appart... BOOM

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Rigri el Miér Sep 11, 2013 7:54 am

eso no es justo T.T podrías hacer una historia en la que cuentes qué hace Gordon durante todo ese tiempo en el que no sale xD y desde la perspectiva de él, claro XD
avatar
Rigri

Mensajes : 3388
Fecha de inscripción : 27/07/2013
Edad : 21
Localización : El chat de la Rebelión :E

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por WasabyGreen el Miér Sep 11, 2013 7:57 am

Algo escrito desde la perspectiva de Gordon tiene que ser tan divertido como algo escrito desde la perspectiva de Wendell xD
avatar
WasabyGreen

Mensajes : 18208
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 19
Localización : En mi caaaasaaaaa :3 xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ---Amon---

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.