Mira más allá de ti

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mira más allá de ti

Mensaje por WasabyGreen el Dom Feb 22, 2015 6:35 am

Día... siete —jadeó una voz masculina en un susurro a través de la grabadora. Se podía oír de fondo el sonido de pasos amortiguados por la nieve y la propia respiración entrecortada del hablante—. Siete días llevo aquí... en Alaska... Cuatro sin saber nada de nadie. Mis compañeros se marcharon; sí, lo hicieron... Temían al frío. —Dejó escapar una risa baja que no duró mucho tiempo. Hubo un momento de silencio donde se oía cómo hacía una inspiración lenta—. Hace frío, sí... Diría que casi veinte grados bajo cero... Pero no importa, vale la pena —se podía adivinar una pequeña sonrisa tras las palabras—. Claro que vale la pena. Porque yo lo voy a encontrar... y ellos no.

No se oía nada más después de eso. La grabación había terminado.

Hayley Griffith tardó en notar este hecho, tan concentrada como estaba en sus pensamientos con la vista puesta en la ventana. Había escuchado tantas veces esa grabación que la sabía de memoria y el lápiz que mordisqueaba en ese momento había sido testigo de ello. Esa voz, la de su hermano, la habían escuchado una y otra vez las cuatro paredes de su despacho mientras ella ordenaba sus ideas y su mesa de trabajo, la cual había acabado desapareciendo debajo de gran cantidad de papeles con anotaciones sobre su investigación. Una y otra vez resonaban ahora en su cabeza las últimas palabras de John Griffith: Porque yo lo voy a encontrar... y ellos no.

Hayley cerró los ojos y respiró hondo, apoyando la cabeza contra el marco de la ventana. Lamentó la obsesión de su hermano, esa locura que le había llevado a desaparecer sin dejar más rastro que una grabadora que había llegado a sus manos de forma anónima, como un último rayo de esperanza que la animaba a encontrar a su hermano. Encontrar a John...

Tal vez él estaba loco, pero más loca estaba ella por estar dispuesta a ir a Alaska en busca de su sangre desaparecida.

* * *

El panorama de Alaska que se divisaba desde el suelo no era muy diferente al que se veía desde el cielo. Un inmenso desierto blanco se extendía frente a Hayley hasta más allá de donde llegaba la vista, limitado en el horizonte por montañas difusas de tonos blancos y azulados. La vegetación era escasa por no decir inexistente y había nevado no hacía mucho; la capa de nieve era espesa y dificultaba el caminar.

Precisamente contra la nieve batallaba Hayley. Cada paso que daba le suponía un gran esfuerzo, tanto que al poco tiempo de empezar a caminar ya se sentía agotada. El frío tampoco ayudaba; había perdido la sensibilidad en la parte del rostro que no quedaba cubierta y aislada del frío y no podía dejar de temblar bajo las capas de ropa que llevaba. Estaba cansada, muy cansada, añorando el cálido temporal de su país y solo con ganas de dejarse caer en posición fetal para entrar en calor, pero no se rindió. Se obligó a seguir avanzando por aquel paraje monótono en busca de las pistas que le llevarían a saber dónde estaba o qué había sido de su hermano.

Acabó perdiendo la noción del tiempo. Llevaba horas caminando, incluso podían haber sido días, pero todo a su alrededor seguía siendo igual: blanco, blanco y... más blanco. Hubo momentos en los que pensó que no avanzaba, incluso habría pensado que caminaba en círculos de no ser porque no había nada que borrara sus huellas y estas no aparecían frente a ella. El paisaje no cambiaba a su alrededor y Hayley empezó a desesperarse por ello. Hasta que vio algo nuevo en él... o, más bien, lo sintió y lo oyó.

Al principio tardó en notarlo. Estaba tan cansada y aburrida de ver siempre lo mismo que llegó un momento en el que desconectó del entorno y se limitó a caminar como autómata, pero el sonido de un crujido fue trayéndola poco a poco a la realidad. Miró a los lados buscando su procedencia y fue entonces cuando notó que relativamente le costaba menos caminar, que no tenía que luchar contra una masa de nieve para flexionar las piernas. Bajó la vista al suelo y entonces se detuvo bruscamente, conteniendo el aliento ante lo que vio.

Estaba caminando sobre una enorme placa de hielo.

Intentó retroceder un paso, pero el hielo crujió amenazadoramente bajo sus pies. Con la respiración acelerada y temiendo que la capa de hielo se rompiera desistió por un momento y miró a su alrededor. Delante de ella y a sus costados había más hielo, y pronto se dio cuenta de que probablemente estaba sobre la superficie de un lago congelado. Con el sonido de la placa helada resquebrajándose se atrevió a volverse para mirar atrás y descubrió que esa orilla del lago estaba más cerca de ella que las demás, pero aun así demasiado lejos para permitirse el lujo de sentirse a salvo. ¿Cómo había llegado hasta ahí sin que se rompiera la capa de hielo? En todo caso, ¿cómo no se había dado cuenta de dónde se había metido?

El corazón empezó a palpitarle con más fuerza. Tenía que encontrar la forma de salir de ahí sin que el hielo se quebrara, ¿pero cómo? El hielo había aguantado su peso hasta llegar donde ahora estaba, sí, pero el chasquido que este soltaba ante un simple cambio de peso no la tranquilizaba en lo más mínimo. ¿Y si no aguantaba en su camino de regreso a la orilla?

Pensando en ello estaba cuando otro sonido la distrajo, sacándola de sus divagaciones. Este era bajo, casi imperceptible, fácil de identificar. Líquido moviéndose. Y el único lugar allí donde había líquido... era bajo sus pies.

Si el frío no le había puesto la piel de gallina, la idea de que hubiera algo desplazándose por el agua bajo ella lo hizo.

Volvió lentamente la vista al hielo y un escalofrío recorrió su columna al ver una forma marrón, enorme, deslizándose en el agua ante sus ojos. Sintió vértigo e intentó retroceder un paso, pero su cuerpo estaba paralizado por el miedo. Por dentro Hayley sentía la imperiosa necesidad de correr y huir pero sus músculos no respondían.

La criatura nadó hacia abajo; podía verlo rozar el hielo para después hundirse en la oscuridad.

Tenía que salir de ahí.

Se volvió para dar un paso hacia la orilla y enseguida el hielo protestó con un ruido quebradizo. Hayley estaba asustada, el corazón le latía con rapidez y el aire frío hería sus vías respiratorias al pasar con rapidez por ellas debido a la adrenalina que intentaba ayudarla a sobrevivir. Tenía miedo, el hielo podía quebrarse en cualquier momento si no salía de allí y estaba caminando sobre el hábitat de una criatura que podía atacarla en cualquier momento. Y si la capa de hielo se rompía, ¿no estaría ella en manos de esa criatura? Su respiración se agitó aún más; deseó no haber pensado en ello.

Dio otro paso. Las aguas volvieron a moverse bajo ella y sintió ganas de dejar escapar un sollozo. De nuevo un cuerpo enorme cuya forma no distinguía se deslizó por debajo del hielo, dándole de nuevo la sensación de estaba caminando sobre esa cosa marrón y costándole mantener el equilibrio al ver que su "suelo" se movía. Con toda la lentitud que su tembloroso cuerpo le permitía se agachó, primero de cuclillas manteniendo el equilibrio con los brazos y después apoyándose en rodillas y manos. La criatura marrón seguía moviéndose y Hayley cerró los ojos con fuerza, concentrándose en el plano horizontal donde se apoyaba y no en el mareo que le provocaba la información engañosa que le daba la vista. Estaba quieta, el piso no se movía. Inspiró aire lentamente, lo espiró; inspiró, espiró. Se atrevió a abrir los ojos.

Ya no había movimiento, pero sí había color. No veía el agua, era una superficie marrón lo que había debajo de ella; un color extraño para Hayley después de tanto tiempo rodeada de gris y blanco. Una superficie marrón y lisa con un abultamiento justo donde estaba ella, lo que no pudo evitar que despertara en ella una recatada curiosidad.

Sintiendo el correr de la sangre en los oídos y el movimiento del corazón en su pecho extendió el brazo y puso la palma de la mano con delicadeza frente a ella, sobre el lugar donde quedaba la protuberancia de la criatura marrón.

Dos especies de membranas sobre el bulto se abrieron y Hayley se vio parada sobre un enorme ojo amarillo.

La chica gritó, se levantó y cayó al querer alejarse del ojo que giraba de un lado a otro, buscándola. Jadeó y se arrastró lejos, observando con horror cómo esa criatura volvía a deslizarse para hundirse en las profundidades. Volvió a sentir vértigo por estar suspendida sobre un plano que aparentemente se movía, lloró y las lágrimas se congelaron en sus pómulos por culpa del frío gélido que hacía. Se preguntó qué diablos hacía ella allí, en Alaska, a punto de sufrir una hipotermia, si es que la capa de hielo sobre la que estaba sentada no se rompía antes para dejarla caer y ser devorada por esa cosa.

Entonces se hizo la luz en su mente y recordó que estaba allí por su hermano, su hermano John Griffith, que había desaparecido buscando probablemente la criatura que nadaba en esos momentos debajo de ella.

—Dicen que se parece al kraken aunque con un tamaño menor, o incluso que esa misma criatura es el kraken —le había dicho John una vez con tono soñador—. Pero yo no lo creo así.

De repente algo golpeó la capa de hielo desde abajo y la hizo retumbar, arrancándole un grito y más lágrimas a Hayley. La chica vio con terror cómo el hielo se agrietaba delante de sus ojos y empezó a arrastrarse de nuevo con urgencia hacia la orilla.

—El kraken hundía barcos y mataba marineros, era un monstruo marino, una criatura asesina... Pero este solo quiere jugar contigo —le había asegurado John con la mirada perdida.

Otro golpe y la capa de hielo se rompió, saliendo al exterior un enorme tentáculo con ventosas ante los atónitos ojos de Hayley. Ella simplemente no podía creerlo, ni siquiera podía llorar y desahogar el pánico que sentía, la incredulidad que sentía; quería gritar que eso no podía estar sucediendo pero la voz no le salía. Esa cosa no existía, no podía ser cierto... pero ahí estaba. Y ella sabía lo que vendría después.

—Quiere que le hagas compañía. —Su hermano había sonreído—. Al fin y al cabo, a nadie le gusta estar solo.

Hayley cerró los ojos con dolor, intentando huir de la realidad. El hielo se rompería, caería al agua, el peso de su ropa mojada la hundiría y eso junto al frío y al monstruo del lago la matarían. Y no tendía tiempo para escapar y evitarlo. Así que eso pasaría.

—Y tú también estás sola, porque si no no lo verías —había reído con serenidad John en su día—, así que al final se acabará cumpliendo su voluntad.

El brazo del animal cayó como peso muerto sobre la frágil película de hielo, destrozándola por completo. La base sobre la que yacía Hayley retumbó, las grietas empezaron a perseguirla y esquirlas de hielo saltaban hacia todas partes.

El hielo se quebró...

—Pero eso es solo lo que dicen... La verdad es más que eso —había añadido John con una melancólica sonrisa.

Hayley pensó en su hermano...

—La gente cree lo que ven sus ojos, pero no miran más allá. No hay ningún monstruo en el lago, es imposible que una criatura tan enorme sobreviva ahí. Y por tanto no hay ninguna criatura que se sienta sola... ¿o sí?

...en sus palabras...

—Mira más allá de ti, Hayley... Hay algo que sí está solo, algo que está aislado: el lago.

»Es tu mente la que crea las historias porque no soporta la soledad. Son sus mentes la que se creen tus historias y las que no ven la realidad.

... y finalmente se hundió.

—No hay más enemigo que tu mente ni más víctima que un paisaje lamentando su soledad.


Bueno, aquí está el relato del concurso xD Espero que os guste ^^... más que a mí, al menos xDD


Última edición por WasabyGreen el Sáb Feb 18, 2017 3:21 am, editado 2 veces
avatar
WasabyGreen

Mensajes : 18208
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 19
Localización : En mi caaaasaaaaa :3 xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mira más allá de ti

Mensaje por Lenuki el Sáb Abr 25, 2015 11:40 am

Bueno, yo he dicho que estaba aburrida, así que aquí me tienes XD El principio me ha gustado, tiene gancho, y aunque el desarrollo del viaje por Alaska es un poco monótono, tampoco excesivamente, pues estás atento a lo que pasará. Me ha gustado cómo intercalabas el recuerdo de lo que le había dicho su hermano con el episodio del lago, mucho. Y el final es interesante... Así que en conjunto me ha gustado. He notado la falta de algunas comas en un par de ocasiones, pero nada preocupante. Y... es todo XD Enhorabuena, Was, ha quedado muy bien :3
avatar
Lenuki

Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 25/08/2013
Edad : 16
Localización : Aquí y ahora

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mira más allá de ti

Mensaje por WasabyGreen el Sáb Abr 25, 2015 4:16 pm

Pff, el aburrimiento es muy malo entonces xDD Gracias por la crítica, Lena ^^ La verdad es que este relato no me agrada muuucho, porque era para un concurso y se me juntó el no tener tiempo con el no tener inspiración y salió eso que sé que tiene fallos, así que gracias por decírmelos xD

_________________
"—Loem es lo que ha ocurrido, las personas que has conocido y la que empieza a hilar. El comienzo.
Miré a la primera muñeca, fijamente, en perfecto estado, cuidada.
—Thana es lo que ocurre, las personas que conoces, la que mide la longitud del hilo, la que lo desenreda. El desarrollo.
Miré a la segunda, en un estado menos cuidado que la primera pero no tan dañado como el de la tercera.
—Akhir es lo que ocurrirá, las personas que conocerás, la que corta todas las uniones. El fin.
Y miré hacia la tercera, cerrando mi boca pues la tenía abierta. Mi sentimiento de lástima por Akhir cambió a ser uno de temor."
avatar
WasabyGreen

Mensajes : 18208
Fecha de inscripción : 26/07/2013
Edad : 19
Localización : En mi caaaasaaaaa :3 xD

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mira más allá de ti

Mensaje por Lenuki el Dom Abr 26, 2015 4:54 am

No es nada. Es lo que hace el aburrimiento, tú lo has dicho XD
avatar
Lenuki

Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 25/08/2013
Edad : 16
Localización : Aquí y ahora

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mira más allá de ti

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.